Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manuel se lleva un buen corte de pelo

Sabíamos que Silvia venía dispuesta a todo para conquistar al travieso sevillano, lo que no nos podíamos imaginar es que en su primera cita le iba a estar esperando con unas tijeras en la mano. Y es que, esta primera cita de la pareja se convirtió en una de las citas más originales y atrevidas que se han visto en el programa. Antonio entró con un look y salió completamente transformado.
no me convence tu imagen
 
 
 
 
 
 
 
 
Ya en plató, Miriam y Pipi estuvieron de acuerdo en decirle a Manuel que se estaba dejando seducir y que ya era hora de que se mojara y mostrara un poco más de interés hacia sus pretendientas. Una critica que el sevillano aceptó y que intentó justificar diciendo que él estaba siendo correcto con todas ellas y que todavía estaba en una fase de toma de contacto.
 
 
Este comentario dejó alucinado a Manuel quien no dudo en asegurarle a su pretendienta que ella era una de las chicas que él tenía más presente. Una frase seductora que hizo que Carmen abandonara sus intenciones de abandonar. "La has seducido con una simple frase", apuntilló Pipi.
Con las tijeras en la mano y preparada para cumplir su misión, Silvia estaba esperando a un Manuel que se quedó sorprendidísimo al descubrir que su cita iba a tener lugar en una peluquería. "Me das miedo, pareces una psicópata", estas fueron las primeras palabra del sevillano al entrar al centro de estética. Pero, el atractivo físico de la malagueña y su sensual mirada enseguida convencieron a Manuel de que se podía fiar de su pretendiente.
Un poco nervioso, Manuel se sentó en el lavabo y se dejó llevar por la situación. Al mismo tiempo que Silvia le daba un espectacular masaje capilar, la pareja tuvo tiempo para compartir sus primeras impresiones y confesarse sus gustos en pareja, "yo no quiero que mi pareja dependa de mí, yo soy muy luchadora y quiero que mi pareja también lo sea" y es que, Silvia le confesó a su tronista que era una persona muy exigente al igual que él y eso hacía que las cosas fueran mucho más complicadas.
Además, Silvia mostró su lado más duro y le dijo a Manuel que ella no era celosa pero que tampoco era tonta, "yo no voy a ir detrás de ti controlándote porque tu ya eres lo suficientemente mayor para saber lo que hacer". Una opinión, que de nuevo fue compartida por Manu, quien aseguró "te pueden decir muchas cosas pero tu siempre vas a hacer lo que quieras".
Llegó el turno de entrar a la acción con las tijeras y los miedos de Manuel volvieron a salir a relucir, y es que el sevillano es muy presumido y muy celoso de su imagen. "Relájate, estate tranquilo que estás en las mejores manos". Para intentar que Manuel se sintiera más cómodo y comenzara a pensar en otra cosa, Silvia le preguntó por lo que no soportaba de una mujer, "que me chille, no soporto a una mujer histérica a mi lado".
Ya estaba todo listo, para que Manuel volviera a salir a la calle con un nuevo look. Bastante contento con su nuevo corte de pelo, el sevillano fue claro: "espero que todo lo hagas igual de bien que pelar". Unas palabras a las que Silvia contestó muy orgullosa, "que tú me des la oportunidad de que te lo pueda demostrar".
Las chicas aprovecharon el tirón y le reclamaron un poquito de atención e incluso, le llegaron a decir que estaba un poquito subidito y que querían que se las prestara más atención y que les valoraran porque ellas valían mucho.  Lo que no podíamos imaginar es que Carmen iba a decir que ella estaba convencida de que no era la mujer que Manuel estaba buscando ya que pensaba que el sevillano tan sólo estaba buscando un rollito, "Manuel no está buscando una señora sino una chica que le de cañita brava".