Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manuel se sincera y le dice a Silvia que no le gustan muchas cosas de ella

Desde el principio se vio que algo no funcionaba entre Manuel y Silvia. "Estoy bloqueado", confesaba Manuel. "Se me ha juntado todo: la impotencia de no poder llegar a sentir lo que a mí me gustaría por vosotras, y después lo de Javi", eran las razones que alegaba Manuel para justificar su bloqueo.
Silvia no estaba conforme con su situación en el concurso y necesitaba resolver sus dudas para tomar una difícil decisión: darse por vencida y abandonar, o continuar intentando llegar al corazón de Manuel. "No se si sigues confiando en mí o quieres que me vaya, quiero que me lo digas", le rogó Silvia. "Te veo un poco desesperada, la confianza no se gana con una carta, Carla..., respondió Manuel equivocándose al pronunciar su nombre y dejando entrever que el sentimiento no era recíproco. "Estoy fatal de la cabeza", fue la disculpa de Manuel por su "despiste".
Cuando olvidaron el malentendido la conversación volvió a coger un tono serio. "A veces quiero creerte, llego a creerte", le explicó Manuel. Silvia creyó que era el momento oportuno para dejar las cosas claras entre los dos: "si tú no confías en mí, voy a abandonar. Si no has sentido eso ya, no lo vas a sentir". Manuel no pareció entender la amenaza de Silvia: "¿Por qué eres tan drástica siempre?".
Manuel afirmó que estaría preparado para abandonar su puesto como tronista cuando supiera con seguridad que sus pretendientes no le van a dar lo que busca, "cuando esté seguro diré: señores, hasta aquí llegué". El problema de esta pareja es que Silvia "no consigue despertar la ilusión" que él necesita.
 
Lo único seguro es la incertidumbre del futuro de esta pareja, algo que hace mella en el tronista: "tengo miedo de que me haya convertido en una obsesión". "Son 24 horas pensando en mí y eso te crea una obsesión", manifestaba en plató. Esta obsesión que dice ver en Silvia está resultando ser un obstáculo para ellos: "a una persona que esté tan enamorada yo le puedo hacer mucho daño porque yo no siento lo mismo que ella siente por mí", declaró el andaluz.
Pese a todo, Manuel le rogó que permaneciese en el programa para seguir conociéndose. Además, intento animarla: "eres joven, tienes tiempo de sobra". Miriam también quiso empujara a la pretendiente a seguir luchando.
María José quiso apuntar hacía otro lado: "aquí la egoísta no está siendo Silvia, Jenni es la que tiene que decidir si valora más la amistad que dice que ha hecho, o el conocerte a ti (refiriéndose a Manuel). ¿No le gustaba tanto Javi? ¿Ahora qué? ¿Lo olvida y se va contigo?".