Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marta se besa con Carlos y con Álvaro en la misma noche

Nada más empezar el programa Emma ha advertido que por fin una historia que había pasado fuera del plató, iba a ser contada por sus propios protagonistas. Cansados ya de rumores, Pipi adelantaba que lo que sucedería en el programa iba a demostrar que 'Mujeres y Hombres y Viceversa', es real como la vida misma.
La versión de Marta
Marta ha entrado en el plató y antes de que diera tiempo a nada más ha dicho "me gustaría pedir disculpas al programa". La tronista piensa que ha cometido un error y ha pasado por alto la confianza que se tenía en ella. Emma le pide que sea sincera y que cuente lo que realmente ha sucedido. Para la presentadora es algo tan sorprendente que "ni un guionista hubiese escrito lo que ha ocurrido".
Marta decidida empieza a hablar y cuenta que una noche salió con su compañera Jenni de fiesta y coincidieron con algunos de sus pretendientes, entre ellos Álvaro y Carlos. Según pasó la noche, Álvaro se encontró con ella en el lavabo y le pidió un beso. Marta en un principio se negó, pero después de insistir, la convenció y ella se lo dio.La catalana no le da mucha importancia al beso de Álvaro porque "fue más de cariño que de calentón".
Luego cuenta que poco después, Carlos "se acerca, me da un beso en la mejilla y me dice que no nos vemos más". Tras ese comentario, un amigo común de todos se ofrece para llevar a Marta hasta su hotel y Álvaro y Carlos se presentan allí también para aclarar lo que había pasado, "estaban enfadados y resentidos", dice.
Solamente Carlos consigue hablar con ella, "con Álvaro no tuve la oportunidad de hablar". Confiesa que su mayor interés era solucionarlo con Carlos porque "es el que me importa de corazón", y suben a su habitación los dos. Es entonces cuando se evaden todas sus dudas, "me doy cuenta de que no puedo estar sin oler a Carlos", confiesa. Por ello pasan la noche juntos y sucedió lo que Marta ha definido como "lo inevitable".
Marta asegura que desde entonces no sabe nada del maño y que no tiene ni idea de la decisión que el chico va a tomar. Álvaro por el momento no ha aparecido tampoco en el plató pero la catalana ha querido de todas formas pedirle perdón, "pensé sentir por él algo más de lo que sentía".
Pipi entre la indignación por la actuación de Marta y su reconocido favoritismo por Álvaro, no ha tenido ninguna compasión con la tronista y le ha dicho "has faltado al respeto, por lo tanto, generosidad contigo, cero".Miriam, a pesar de que siempre le ha mostrado su apoyo, ahora le dice "me has defraudado".
La versión de Álvaro
Álvaro ha entrado en el plató muy serio y cabizbajo y ha confesado que se siente muy mal por todo lo que ha pasado, "en una palabra 'defraudado'". Al chico no le ha gustado la versión que ha dado Marta porque "la gente se cree que soy un acosador", dice, y acto seguido cuenta él cómo lo vivió todo.
Álvaro dice que es cierto que entró con Marta en el baño pero fue porque ella le hizo un gesto, "te cojo de la mano y no ofreces ninguna resistencia", le dice a ella. Una vez dentro del lavabo "no hubo de forzarte mucho", ha comentado él.
Además añade algo que Marta había pasado por alto, cuando después del beso, que según ella fue un pico y el chico dice que "fue bastante efusivo",él le pregunta "¿nos vamos del programa?". El pretendiente cuenta que le respondió a su pregunta con "sí, ahora lo tengo claro, nos vamos". Marta dice no recordar la respuesta pero sí asegura, "no sería en serio". Para Álvaro eso le ha dejado claro "la falsedad que tiene" y le pregunta "¿por qué juegas con la gente?".
La cara de Marta ante la acusación del chico era un poema. Aparentemente muy dolida y llevándose las manos a la cabeza, no daba crédito a las palabras que salían de la boca del madrileño, pero se niega a defenderse y asegura que está cansada de tanta polémica.
Luego, Álvaro advierte que no ha contado el detalle de que también se besó con Carlos en la misma noche. "No compares el beso", le ha pedido Marta, reconociendo que sí lo hubo. Para ella lo de Álvaro no tuvo importancia pero el de Carlos sí. Después los dos chicos coincidieron y se contaron lo que había pasado con cada uno. "Al principio pensé que estaba resentido", asegura Álvaro pero luego se dio cuenta de que lo que le contaba era verdad, "creo que tenía un papel para los dos", piensa él.
Marta se siente traicionada por el chico y no entiende cuál es el motivo de su actuación, "lo que más me duele es que seas tú el que esté diciendo todo esto".Álvaro, también defraudado por su tronista le responde "más me duele a mí haber sentido todo lo que siento por ti y ver cómo me has engañado".
La opinión de Álvaro sobre ella no ha cambiado desde la última vez que se vieron, "es mala por jugar con mis sentimientos", dice y asegura saber por qué en el programa anterior le pidió que se quedara en el programa, "necesitaba un conejillo de indias para seguir en el trono". Confiesa que la sigue queriendo pero que ya no está dispuesto a luchar por ella.
Marta rota y agobiada por la situación rompe a llorar desesperadamente. Desconsolada le pide perdón de nuevo a Álvaro y le dice "te adoro y me encantas pero lo que siento por Carlos no es lo mismo". Al fin se desahoga y confiesa "a Carlos necesito olerlo, necesito tocarlo, necesito salir de aquí y dormir con él esta noche". Álvaro no acepta las disculpas, "no me va a reparar el daño que me ha hecho".
 
La versión de Carlos
Carlos ha decidido al final entrar en el plató para dar su versión de los hechos. A diferencia de Álvaro, él sí ha saludado a Marta. Después ha explicado que lo que vivió no se aleja mucho de la versión de Marta y la de Álvaro, "no pude evitar besarla en las escaleras", ha confesado.
El pretendiente asegura entender en cierto modo a su tronista y advierte, "yo no lo puedo pedir explicaciones", aunque reconoce que no le sentó bien. Por ello, dice que se acercó a ella para decirle que "la próxima vez tuviera más cuidado", y así despedirse de ella, pero la cosa no se zanjó ahí.
Carlos decidió ir a hablar con ella y solucionar las cosas porque "la magia que teníamos se quedó en el lavabo de ese bar". Confiesa que la confianza que tenía en ella se ha perdido, a pesar de la conversación privada que tuvieron en el hotel. Ahora habrá que esperar a ver el desenlace de este trío amoroso.