Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marta: "He sentido pasión"

Nervios, vergüenza, miradas cargadas de significado... la segunda cita de Marta y Carlos estuvo cargada de momentos especiales. Tronista y pretendiente se sinceraron y admitieron sentirse como adolescentes pero también hubo tiempo para un tierno abrazo tras es que Marta reconocía haber sentido el impulso de darle un beso.
Ante una buena comida y una copa de vino, Carlos se sinceró con Marta. Afirmaba que no creía posible "sentir esto en un programa de televisión, me ha descolocado", decía el pretendiente un tanto perplejo. Y es que lo que pasó en la anterior cita podría calificarse como magia pero él no tiene palabras y Marta quería saber qué significó exactamente, "para mí mucho", respondía el pretendiente.
Una declaración seguida de risas y miradas cargadas de complicidad, "parecemos unos críos de quince años, a mí no me pasa esto normalmente", decía Marta. La tronista se muestra sorprendida con la actitud de Carlos en plató, "¿Ha habido algún momento en el que te mirara y tú no me miraras?", preguntaba, 'no', respondía Carlos tajantemente.
Tras las preguntas tocaba la despedida pero hubo un pequeño momento para la intimidad (con las cámaras observando, claro). Carlos daba un tierno beso en la mejilla a su tronista quien no dudó en rodearle con sus brazos y, así, abrazados, quedaron unos segundos en los que el micro delató el ritmo cardíaco del pretendiente.
Las reacciones en plató
La magia entre Carlos y Marta es obvia para todos. Emma García planteaba que siempre ha sido necesario un beso para ver las caras de decepción de los pretendientes pero, esta vez, el beso no ha sido necesario, bastan las miradas.
Álvaro parece el principal perjudicado ya que se encuentra entre los favoritos de Marta, "he visto lo que hemos visto todos, no sé si levantarme e irme o lo que siente ella está claro, como tenía los ojos lo ha demostrado todo", explicaba. Pero Marta no quiere que se rinda y le pedía que no se marchara.
La tronista explicaba que "es evidente que he sentido por Carlos pero necesito estar segura porque después de lo que ha pasado... no me puedo tirar a la piscina. Siento mucho por él, pero también por otras personas", zanjaba la tronista.