Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Meritxell, Ismael, una gasolinera, un gancho y un misterio por resolver

Meritxell entró a plató con bastante mala cara porque debía contar algo muy importante a sus pretendientes. Según ella, había coincidido con Ismael, ex pretendiente de Noel y se habían ido a tomar algo, pero poco después decidieron marchar cada uno por su lado al darse cuenta de que lo que estaban haciendo no estaba bien. Ismael entró por teléfono y contó la misma versión que la tronista, pero Raúl 'futbolines' que los pilló 'in situ' aseguró que no fue casualidad, sino que habían quedado e insinuó que podrían haberlo hecho en más ocasiones. Meritxell pidió perdón pero su credibilidad estaba en tela de juicio, algo que la llevó a sufrir un ataque de ansiedad y tener que ser atendida por los médicos.
Meritxell tenía algo muy importante que contar de manera casual llegó alguien que me dijo: "Hombre, qué sorpresa". Era Ismael, ex pretendiente de Noel a sus pretendientes, había cometido un error y quiso sincerarse con ellos. "Resulta que el sábado estuve con una amiga en un centro comercial. Alrededor de la una y media salimos y paramos en la gasolinera que hay a la salida. Estando allí y . Como hacía frío nos metimos todos en un coche y no llevábamos ni cinco minutos ahí cuando apareció el señor Raúl.  Después decidimos ir a un local a tomarnos unas copillas y ése es mi error, dejé mi coche allí y nos fuimos en el de Ismael. Cuando llegamos me sentí mal y decidimos darnos la vuelta", explicó la tronista.
 
Raúl , que había presenciado casi toda la escena le soltó: "Te estás marcando un rollo patatero que no te puedes ni imaginar". El colaborador aseguró que lo que había contado la alicantina no era del todo verdad y le espetó que si él no hubiera estado allí, probablemente, no hubiera contado nada y añadió que si él había informado al programa había sido porque la tronista siempre se quejaba de todo lo que hacían sus pretendientes y ella había cometido un error aún mayor. "Si yo fuera uno de vosotros esto me olería a chamusquina", les dijo a los pretendientes.
 
Meritxell pidió perdón: "Eso es verdad y por eso mismo lo estoy contando, porque eso fue lo peor que pude hacer estando sentada en este trono", pero su actitud algo altiva y a la defensiva propició que muy pocos la creyeran. y que era normal que sus palabras estuvieran en tela de juicio. Darío, uno de sus pretendientes, también se mostró algo enfadado. "Me ha sentado como el culo", le dijo a Meritxell. El sevillano preguntó a la tronista si había pasado algo más y, aunque ella le contestó que no, no terminó de creerla. Pipi y Miriam coincidieron en su opinión, ambos pensaban que su versión no cuadraba
 
 
Para despejar dudas, Ismael entró por teléfono contando exactamente la misma versión que había contado Meritxell. . Emma no entendió la reacción del pretendiente y semanas antes su error. El futuro bombero le contestó que le molestaba el fallo que había cometido pero que estaba seguro que no había pasado nada entre ellos, opinión a la que se sumó Ricardo. La presentadora no consiguió entender la actitud de Rafa y, algo mosqueada, soltó: "Me molesta el error que ella ha cometido y que ellos no reaccionen". Rafa, que no se había pronunciado aún, aseguró que él creía a Meritxell y al futbolista le reprochó que actuara así simplemente porque la tronista le hubiera perdonado
 
Las reacciones fueron diversas la mayoría de la grada no creía sus palabras , Emma repitió varias veces que la actitud de la tronista le parecía fatal y además, . Tamara, que creía que en vez de ir a un local habían ido a casa de Ismael a tomar algo, quiso comprobarlo hablando con los dueños de las discotecas que estaban abiertas a la hora que Meritxell e Ismael habían indicado y, tras hacerlo, aseguró que no habían estado en ninguna de ellas. Raúl estaba de acuerdo con Tamara y añadió que estaba seguro de que nada había sido casualidad y que probablemente no era la primera vez que quedaban: "A mí me dijeron que habían quedado para tomar unas copillas". Además, tanto el colaborador como los asesores del amor insinuaron que toda esta historia se había dado por ocultar algún tipo de pacto entre la tronista y el futbolista.
 
Meritxell , tras intentar en varias ocasiones defenderse tuvo que salir de plató, una vez fuera Rafa y Ricardo salieron en su busca para saber si su tronista estaba bien. La alicantina entre lágrimas les explicó el motivo de su agobio: "La he cagado y os lo estoy diciendo, yo lo sé pero no hace falta que me lo repitan trescientas veces. Si os he fallado a vosotros y no merezco estar ahí sentada me lo decís y ya está. No tiene credibilidad y las veces que se cuente no va a tener credibilidad ninguna porque lo están diciendo todos". Tras estas palabras, . Entre tanto, el programa llegó a su fin sin que la historia quedara resuelta, así que para saber cómo termina tendremos que esperar al siguiente programa.

 

Meritxell sufrió un fuerte ataque de ansiedad y tuvo que ser atendida por los servicios médicos