Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Meritxell: "Nico es unos de mis preferidos"

En la segunda cita de Meritxell y Nico, los protagonistas no fueron ellos sino el piquito que la tronista le había dado a Roberto, otro de sus pretendientes. Nico se sinceró y le explicó que lo que le molestó fue que no se lo diera a él. Las palabras del pretendiente hicieron que la tronista llegara a una conclusión muy positiva  para él: Se había convertido en uno de sus favoritos.
Nico estaba molesto y se lo transmitió a Meritxell
"Estoy un poquito 'plof' por el beso de Roberto"
"Es como si viera a mi novia con otro".
 
 
 
 
 
La tronista era consciente de que el beso había molestado a sus pretendientes pero, como le dijo a Nico, estaba muy sorprendida de que ninguno hubiera dicho nada en ese momento. El pretendiente, que se mostró dolido, también le reconoció algo: "También te veo con él y veo algo". Meritxell lo reconoció y le confesó que además de atracción también tenía mucha complicidad con Roberto, algo que para ella era importante, aunque le confesó que se sentía mal viendo que les había molestado tanto .
Para cambiar de tema, Meritxell quiso preguntar a Nico algo que para ella era muy importante: "¿Sales mucho de fiesta?" y el pretendiente le contestó que no, que salía sólo los fines de semana. Además, quiso aclararle que él no había acudido a la famosa cena de Navidad, que tanto había molestado a la tronista, pero que después estuvo en la misma discoteca que sus compañeros y le aseguró que no estaban haciendo nada malo.
El pretendiente quiso dejarle claro a su tronista que si estaba en el programa era para conquistarla e irse con ella de la mano y que aunque su presencia allí pudiera perjudicarle laboralmente, no le importaba, porque solo pensaba en ella: "Estar aquí me puede perjudicar, pero los sentimientos mandan. Hoy en día lo que quiero hacer es estar aquí contigo", y añadió: "Si estoy aquí es por ti, le pese a quien le pese", le aseguró.
Tras la cita, Nico confesó que estaba contento porque había podido decirle a Meritxell todo lo que pensaba. El pretendiente comentó que estaba muy tranquilo respecto a las confidencias porque estaba seguro de que nadie podría sacar nunca nada: "No tengo nada que esconder", aseguró. Para Meritxell esta cita había sido especial, ya que se había dado cuenta de algo muy importante: "Por ahora es el único que me parece que está siendo sincero", pues según la tronista, con esta cita le había demostrado muchas cosas. Además, reconoció que Nico se encontraba entre los primeros puestos de su ranking: "Puedo decir que Nico es unos de mis preferidos", afirmó.
Ya en plató el tema de las salidas nocturnas de los pretendientes de Meritxell volvió a resurgir. Ellos continuaban asegurando que no habían hecho nada malo, pero la tronista continuó pensando que no era algo normal si todos luchaban por un mismo objetivo. Jenni, ex tronista de 'Mujeres y Hombres', quiso apoyar a Meritxell y les dijo a los pretendientes que cuando esa situación se vive desde el trono puede llegar a quemar y a molestar mucho, ya que las juergas dan a entender que no existe ningún interés por conquistar, realmente, a la tronista. Aún así, los chicos siguieron pensando que no habían hecho nada malo y que era mucho pero que Meritxell hubiera besado a algunos de sus compañeros.