Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Meritxell: "De Rafa es del único que me creo todo lo que me dice"

Rafa llevó a Meritxell al gimnasio donde trabajaba para poder compartir con ella más cosas. Entre entrenamiento y entrenamiento, el pretendiente le dejó claro a la tronista que estaba coladito por sus huesos, algo que ella escuchó encantada, ya que era evidente que el sentimiento era mutuo.
Lo primero que hizo Rafa fue darle una clase magistral de spinning a su tronista. Tras unos cuantos pedaleos, Meritxell le preguntó, de broma, si la había llevado al gimnasio para burlarse de ella pero el objetivo del pretendiente con esta cita era muy diferente: "Ha sido para que estemos juntos y compartamos lo que hacemos habitualmente".
La historia de los famosos piquitos aún coleaba y sobre el beso que le dio a él. "Ella lo vio bien porque le encantas, pero me encantas más a mí", le dijo. La tronista lo quiso poner a prueba diciéndole que no sabía si creerse todas las cosas bonitas que le decía, pero Rafa no se amedrentó: "Te las vas a creer porque te las voy a demostrar". Meritxell quiso saber qué pensaba la madre del pretendiente
 
Meritxell no pudo evitar reírse al ver las pintas que llevaba el pretendiente, aunque como dijo él, las suyas no se quedaban cortas. Rafa le comentó que creía que durante la cita iban a sudar más, comentario que hizo que la tronista pensara unas cuantas ideas para futuras citas: "Podemos sudar en una sauna", propuso. La idea le gustó mucho a Rafa, pero él ya tenía su próxima cita preparada aunque no sabía si le gustaría o no a Meritell pero ella sí que lo tenía claro: "Si estás tú seguro que sí".
 
Rafa  es entrenador personal y le había prometido a la tronista que le iba a preparar una dieta y unos ejercicios para que mantuviera en forma. Mientras le explicaba todo lo que debía hacer se quedó en blanco: "Pienso en ti y no me concentro", dijo. A Meritxell le sucedía lo mismo y le confesó que cuando estaba con él se ponía muy nerviosa y no sabía por qué, aunque en realidad ambos sabían que es la química que exixte entre ellos lo que les provoca esos nervios.
 
Tras la cita, Rafa comentó que estaba dispuesto a demostrarle a su tronista que estaba en el programa solo por ella. La chica le gustaba mucho y por eso no podía evitar ponerse nervioso cuando estaba con ella. Meritxell estaba encantada con el pretendiente: "De Rafa es del único que me creo todo lo que me dice", aseguró. Además, en cuanto al tema de sudar juntos no se lo pensó: "Yo sudaría con él, no tendría ningún problema".
 
Ya en plató, la tronista confesó que en la citas con Rafa siempre disfrutaba mucho y le hacía sentir cosas muy bonitas. El chico, que siempre tenía detalles con ella, le regaló un calendario en el que aparecían juntos: "Como me dijo que no se creía que pensara cada cinco minutos en ella, así la voy a tener en mente todo el año", comentó Rafa.