Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Meritxell: "Ha sido un encuentro absurdo"

La primera cita entre Ricardo y Meritxell ha sido diferente y los dos han salido de ella con impresiones distintas. Se lo han pasado muy bien y entre risas han querido aclarar algunos aspectos. El pretendiente quiso conocer si le atraía a la alicantina y también quería saber que significó para ella el beso con Rafa.
El de Albacete quiso aprovechar su primera cita con Meritxell para aliviar algunas preocupaciones que invadían su cabeza. En primer lugar, Ricardo . Ni corto ni perezoso el opositor le confesó que estaba feliz en el plató porque iba a verla y que encontrarse con el "lavado bucal" de Rafa no le había gustado nada. A la tronista no le sentó demasiado bien la expresión utilizada por Ricardo y le aclaró, un poco molesta, que "lavados bucales" no le hace a nadie; que ella y Rafa se dieron un beso porque a los dos le apetecía.  no dudo en preguntarle a la alicantina que sintió al besar a Rafa
El pretendiente quería saber también si Meritxell sentía algo especial porRafa, la tronista no dudó en decirle que sí que le gustaba, pero aclaró que ", espetó. Ricardo comprendió que Meritxell sienta algo por el aspirante a bombero ya que según sus propias palabras, "Rafa es bueno a matar". entre sus conquistadores no tiene mucho donde elegir; "tampoco tengo muchos pretendientes que me gusten
Ricardo no quiere perder el tiempo en el programa y por ello quiso conocer la opinión que Meritxell tenía de él. Aseguró que si no le gustaba se iría del programa. Se interesó por conocer si le atraía físicamente a la tronista y para conocerlo de primera mano no encontró mejor manera que preguntárselo. A la alicantina le parece que físicamente Ricardo "está bien", pero también le dejó claro que es muy exigente con sus pretendientes y no sólo le importa el físico: le gusta que no salgan de fiesta y, ante todo, quiere hombres que le hagan sentir algo. Meritxell quiere que la conquisten con pequeñas cosas: "lo he dicho 300.000 veces y nadie me ha hecho una cita bonita", bromeó ella.
El pretendiente intentó conocer más a Meritxell durante la cita y no dudó en pedirle a su tronista que le dijera lo bueno y lo malo que pensaba sobre él. Le aseguró también que intentará no faltarle al respeto. Cree que la alicantina es demasiado buena y que . más de uno del programa le ha faltado al respeto y no ha sabido "pararle los pies"
Fuera de cámaras tronista y pretendiente tuvieron impresiones un tanto dispares del encuentro. A Merirxell la cita le pareció "absurda" y reconoció  que le gusta que Ricardo esté en el programa. Al de Albacete le gustó la cita, se rió mucho y se sintió muy relajado.
A la gran mayoría del plató no les convenció este encuentro. Muy pocos creen en las intenciones de Ricardo y lo acusan de tener demasiado afán de protagonismo. Pipi y Miriam, los asesores del amor, creen que "la cita estuvo carente de emociones". Desde las gradas, Ana fue la única que lazó una lanza a favor del pretendiente. Le gustó la cita, "la vio diferente y cree que tiene bastante que decir con la tronista". La protagonista de la cita, Meritxell, no pudo dar su visión del encuentro en el plató ya que se había ausentado porque le había dado un ataque de ansiedad por la tensión que vivió al confesar que había tenidoun encuentro con Ismael.