Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Meritxell: "Es perfecto, le doy un nueve"

La tronista quería saber algo más de uno de sus pretendientes favoritos: Rafa y, por ello, se presentó por sorpresa en su casa y así conocer algo más de su personalidad. La tronista husmeó entre sus cosas, vio las fotos de su infancia más tiernas y comprobó que también tiene un lugar especial en su habitación. Mientras tanto Rafa, aún atónito, no paraba de besar y abrazar a su tronista encantado con la sorpresa que le había dado.
La casa de alguien dice mucho de su personalidad y, por ello, Meritxell decidió visitar la casa de uno de sus pretendientes favoritos: Rafa. Por sorpresa, la tronista se acercó a su hogar y fue su propia madre la que le recibió mientras Rafa se echaba las manos a la cabeza sin creerse que su tronista hubiera ido hasta su casa. El pretendiente no hacía más que abrazarle mostrando su sorpresa y accedió a la petición de Mertixell mostrándole su habitación y sus objetos más personales.
Rafa llevó a Mertixell a su escondite, la habitación que ha ocupado desde que era pequeño. Un lugar perfectamente ordenado y decorado con muñecos y pósters. Además, Mertixell comprobó que la vocación de bombero le vino al pretendiente desde pequeñito ya que en la pared veía fotos de un diminuto Rafa ya ataviado como un bombero.
También es muy caracterísitco de la personalidad de alguien su armario: El orden y el color, y no decepcionó a Meritxell quien encontró todo ordenadito y con varias cosas de color rosa. Además, comprobó que el pretendiente tiene planchas para el pelo, algo que ella también usa y varios elementos cosméticos, otro punto en común.
Rafa, atónito, no paraba de abrazar y dar besitos a su tronista. Superada la sorpresa, decidió mostrarle su otra habitación donde ella ocupa un lugar especial y es que en su ordenador, el fondo de pantalla está protagonizado por una fotografía de ambos, un detalle que encantó a Meritxell. Mientras él se iba en busca de su perfume para mostrárselo a la tronista que quería olerlo para recordarle.
Tras ver las habitaciones y cotillear entre sus cosas, Mertixell pidió a la madre de Rafa que le mostrara fotos de su infancia y así fue cómo la tronista descubrió niño regordete, rubio, con cara de "bicho" y muy guapo. Vistas las fotografías, los tres se sentaron para charlar. Mertixell, recostada sobre el pecho de Rafa escuchaba las palabras de su madre quien le aseguraba que su hijo estaba loquito por ella: "Le gustas mucho", decía. Además, la tronista quería agradecerle a esta mujer el buen trabajo que había hecho con su hijo: "bien parío que lo tienes", exclamaba entre risas.
Llegó la hora de irse pero Rafa no quería que saliera de su casa "toda para mí" decía mientras la abrazaba. Tras el encuentro, Mertixell daba a Rafa un nuevo aunque lo calificaba como "perfecto". Por su parte, él descubrió que su madre había sido cómplice de la sorpresa y Rafa, que no podía quitarse la sonrisa de la boca se mostraba convencido de su tronista: "Voy a ir a por todas para tenerla", concluía.