Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mikele: "Lo que me interesa a mí, eres tú"

Mikele quiso llevar a Jenni a una exposición, según el pretendiente, "De arte súper moderno", que la tronista no terminó de entender. Por eso, prefirieron ir al grano y pasar a la ronda de preguntas para poder conocerse mejor. Tras la cita, y aunque Jenni desconfiaba un poco del chico por la fama que tienen los italianos de seductores y golfetes, ambos quedaron contentos y con ganas de repetir.
Lo primero que quiso saber Mikele fue lo que había pensado Jenni cuando lo vio. Ella, muy sincera, le dijo que le había gustado, porque el chico estaba de muy buen ver. El pretendiente también quiso aclarar un tema que no le había gustado: "No me ha gustado mucho el comentario que han hecho en el plató sobre tus dos favoritos, por eso quiero saber lo que tú piensas".
La tronista se lo explicó, para que dejara de preocuparse por eso: "Realmente no puedo tener un ranking porque no os conozco a ninguno", además le aclaró que, para ella, él era uno de los pretendientes más guapos que tenía. El chico tenía claro a lo que había ido al programa: "Lo que me interesa a mí, eres tú. Yo he venido a conocerte porque me gustas". Mikele le confesó que su forma de ser, de niña inocente e ingenua, y su físico, le encantaban.
 
Y como iba a por todas, el pretendiente quiso saber . La tronista no pedía mucho, pero lo tenía clarísimo: "Me gusta que sean muy, muy cariñosos. Yo creo que cuando trato a alguien bien, me gusta que sea recíproco". qué era lo que Jenni buscaba en un chico
 
Después de todas las pregutas de Mikele, le llegaba el turno a Jenni. La tronista quiso saber su historial amoroso, aunque según le contó el chico, no era muy extenso: "No me he enamorado en mi vida nunca, y no quiero que ninguna chica se haya enamorado de mí". Otro tema que le interesaba a Jenni, era si el pretendiente era celoso. El chico le dijo que si, le resultaba tan difícil estar viendo en el programa como tenía citas con otros chicos, por eso le aseguró: "Si hago esto lo hago solo por ti".
 
Tras la cita, Jenni comentó que aunque los italianos tienen fama de conquistadores y golfetes, "Espero que Mikele no sea así". Y aunque había notado al pretendiente nervioso, tenía ganas de darle una segunda cita para seguir conociéndolo. Mikele estaba muy contento, porque creía que, por lo menos, físicamente le había gustado a su tronista, pero sabía que eso no era suficiente: "Espero que podamos conocernos, que eso es lo más importante, y demostrarle lo que yo soy".