Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miriam Sánchez: "La cita de Rebeka y Antonio ha sido una chapa"

Un banco de un parque fue el escenario elegido por los dos potenciales amantes. Sentados en el respaldo, hablaron lo primero sobre el encontronazo del programa anterior con Rafa, que acusó a Rebeka de no tener soltura alguna y traerse todo lo que decía en plató escrito en una lista.
"Eso tiene otra lectura positiva, que es te preocupas por dar una buena imagen tuya y como sabes que eres una persona tímida, pues te lo preparas", excusaba el torero. "Sólo fueron una notas porque en el plató me quedo como en blanco", añadía ella. Pura química.
El alubión tórrido seguía. "Aparte del mundo del caballo que ya me dijiste que te gustaba, ¿qué otros hobbies tiene?", interrogaba en profundidad él. "Pues leer", contestaba Rebeka. "¿El último libro?". "¡Vaya pregunta¡ Una guía sobre veterinaria de caballos".
El tema de los animales se abría entonces de par en par. "Al estar trabajando con animales, son como son y no lo puedes cambias, lo mismo que con las personas", arengaba ella en un alarde dialéctico. "¿Y a ti qué te gusta aparte de los toros?", seguía, animada. "¿Aparte de los toros? Todo lo que tenga arte. El cante, el flamenco y las pequeñitas cosas de la vida que te hagan feliz".
Sus conclusiones de la cita, educadas y reflexivas, fueron: "Antonio me gusta mucho por lo que conozco de él. Creo que sí podría haber algo más". Rebeka: "Tenemos mucho temas comunes, también me gusta que se la ve una chica sana, que le gusta la naturaleza. A mi me va a dar juego, me gusta".