Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miriam muestra de nuevo su faceta de bailarina

En esta tercera cita entre el tronista y Miriam, la pretendienta, continuando en la línea que venía desarrollando en todas sus citas, ha querido volver a demostrarle que es una buena bailarina. Esta vez el lugar elegido ha sido el gimnasio ‘Castellana Sports Club’, donde la pretendienta quiso enseñarle algunos pasos a Germán.
 
 
Miriam quiso decirle al tronista que "no me esperaba esta cita". Y la pretendienta quiso enseñarle algún paso de baile a Germán, mostrándole así un poco más de su trabajo. Tras el baile, el tronista quiso decirle algo, que parecía llevar ya tiempo pensando, a la pretendienta: "Eres el polo opuesto a mi en la manera de ser, de tomarte las cosas". Germán ve a Miriam como una persona "muy segura", y ella afirmaba que "me dejo menos a la aventura".
Miriam se mostró contenta tras la cita, dijo que "cada vez estoy más cómoda, parece ser que lo que a mi me gusta, también le gusta a él".
Virginia quiso aconsejar a la pretendienta diciéndola que la veía muy sosa, y que "", y además añadió que "yo no sé si vienes aquí porque te gusta Germán, o porque quieres promocionar como profesora". menos sorpresas de bailarina y muestra algo más
Pero este no fue el único conflicto que pasó en plató, ya que pretendienta y tronista se enzarzaron en una pequeña discusión. Germán sintió que "Miriam quizás si que estaba muy pendiente de cómo había salido el baile, más que de mí". La pretendienta quiso explicarse, porque para ella todo había sido un malentendido, ya que ella decía que sólo había querido dar las gracias por el montaje de la cita.