Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nikka: “Hazme lo que quieras papi”

Nikka quiso sorprender a Germán en su segunda cita y en esta ocasión le espero cantando tras la barra de un bar. Una canción que fue el principio de una nueva cita llena de locura.
 
 
Después del cante, la pareja se tumbo en unos sillones y comenzó a juguetar como es habitual en ellos. "Hazme lo que quieras papi", fue de Nikka que dio el pistoletazo de salida a una nueva cita llena de locura.
 
Germán le preguntó por el resto de pretendientas y Nikka sólo se refirió a su 'pechonalidad' al mismo tiempo que decía: "Hay mucha competencia". Algo con lo que el gran hermano no estaba de acuerdo, ya que él considera que la almeriense también está muy pero, que muy bien.
 
Las caricias y los roces fueron en aumento hasta el punto de que Germán le tuvo que decir a Nikka que tuviera cuidado con una mano que se acercaba peligrosamente a su bragueta. Para romper el hielo, Germán se lanzó a la pista al ritmo de su querido Locomía y ambos no pararon de reír, bailar y cantar.
 
 
Las reacciones de los ganchos del programa no fueron del agrado de Nikka quien no dudó en decirle a Ali: "Si no te gusto no me mires". Ella está muy segura de sí misma y no permite que nadie le juzgue su forma de ser ya que ella es tal y cual es fuera del programa y no piensa cambiar por nada.