Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Noel a Rubén: "Tú me dices cosas que son verdad y yo no me las creo"

La relación de Noel y Rubén se caracteriza por el tira y afloja existente entre ellos. En su séptima cita, Noel comentó que confiaba un poco más en el pretendiente, pero en plató se desdijo, volviendo a repetir que no se lo creía. La desconfianza que la tronista siente hacia Rubén hizo mella en el chico, quien, tras intentar convencerla con palabras, quiso demostrarle con un regalo que sus sentimientos eran verdaderos y que no iba a dejar de luchar por ella.
Séptima cita de Noel y Rubén
Entre risas, lo primero que le dijo Rubén a Noel fue que le gustaba mucho 'la gresca'. Ella le contestó que no le gustaba discutir pero que siempre que se sintiera atacada no iba a dudar en defenderse.
 
Rubén quiso saber también qué significaba el pañuelo que siempre llevaba en la muñeca y que, según él, "No te quitas ni para cagar". La tronista le contó que era de Fatuti: "Una niña negra que tiene un año y medio y que tenemos un poco adoptada".
 
El pretendiente, de broma, hizo como que no la había escuchado , algo que no gustó mucho a Noel: "Uy, que te voy a dar", dijo, pero el chico no se amedrentó y le contestó: "Déjate de dar, que luego eres más mansa que nada", y añadió: "Perro ladrador, poco mordedor".
 
Noel recordó que pero nunca le había contado la historia y en esta cita quiso hacerlo. La tronista le contó que era y que le gustó tanto que le dijo a una amiga suya que cuando saliera con el tronista de la mano le dijera cuál era la alianza que quería, "Pero como no salí con él, me la regaló ella", le dijo. Rubén le había preguntado en varias ocasiones por un anillo que llevaba una alianza que había visto en un escaparate siendo pretendienta de David Morales
 
Como no podía ser de otro modo, la conversación de besugos que tenían en todas sus citas llegó. Esta vez surgió hablando del reno que Rubén le había regalado, un burrito según Noel. La chica le comentó que le había llamado 'Runo', pero le tuvo que explicar al chico el motivo del nombre, ya que no lo captó a la primera: "Ru, de Rubén, y No, de Noel".
 
Antes de despedirse, : una entrada al zoo, unas orejeras y una carta que la tronista debía leer en la intimidad. Rubén le dio a Noel un atrasado regalo de Reyes
 
Tras la cita, Rubén aseguró que aunque hubiera mucho tonteo y muchas risas entre ellos, "También hablamos de cosas serias". Según el pretendiente, cuando está con Noel se pone tan nervioso que, por eso, "Me sale la risa de estúpido y la cara de bobo", dijo. Noel, que también reconoció que tenía algunas conversaciones absurdas, aún así afirmó: "Me lo paso muy bien con él y estoy tan a gusto que aunque no digamos nada, me da igual", y añadió: "Confío un poco más en él, lo noto más sincero y creo que le gusto de verdad", concluyó la tronista.
 
 
Cuestión de confianza
 
Aunque en la cita Noel reconoció que confiaba cada vez más en Rubén, en plató volvió a repetir que había aspectos del pretendiente que no se creía. La raíz de todo fue un comentario que Rubén le hizo a la tronista sobre Luismi: "Me jode y me fastidia, no que venga Luismi a pedir perdón, pero sí la situación.. El ver que se han demostrado cosas que parece que son verdad y no llegas del todo a ver esa verdad"
 
La respuesta de Noel fue tajante: "Te pasa un poco como a mí contigo, tú me dices cosas que son verdad y yo no me las creo". La chica le explicó que ese era el motivo de la desconfianza que tenía en él. Noel continuó comentándole que, aunque le gustaba mucho como hombre, había algo en él que no terminaba de creer.
 
Rubén , que se quedó descolocado , se quejó de que Noel primero desconfió de su mirada, luego pensó que le gustaba Lorena, y ahora le salía con que no se creía lo que decía, por eso le pidió: "Dame ese voto de confianza que le estás dando a todo el mundo".
 
Noel le contestó que ya se lo había dado: "Te lo he dado porque sigues ahí y eres uno de los favoritos", aunque el pretendiente seguía sin entenderla: "Me jode que no confíes en mí, me jode estar aquí si no confías en mí y me jode estar en mi casa preparándote cosas para intentar agradarte", aseguró.
 
En mitad de la discusión, Noel no pudo evitar reírse y, aunque a Rubén le molestó muchísimo esta actitud, continuó: "Si de verdad me has echado de menos, ¿por qué no me has dado una cita? Porque yo me moría de ganas por estar contigo en una cita, porque yo sí te echaba de menos", y añadió: "Créetelo o no, pero te lo digo de verdad".
 
La tronista, que volvió a repetir que Rubén era uno de sus favoritos, desveló lo que le ocurría con el pretendiente: "Es que lo creo a ratos", y aseguró que en esos ratos en los que desconfiaba era cuando intentaba creerlo más que nunca.
 
Rubén dejó claro que Noel le gusta porque, aún estando enfadado, quiso darle un regalito que le había preparado: un globo con forma de corazón que contenía la llave que habría una caja fuerte, pero que Noel no podría abrir, de momento: "Esta caja solo será abierta si Noel decide irse conmigo de la mano", dijo el pretendiente.