Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Noemí: "No me voy cambiar de bando porque eso sería de chaquetera"

En su primera cita con Noemí, Rafa quiso dejarle claro qué era lo que buscaba de una chica. El tronista buscaba tranquilidad, y su pretendienta le dijo que ella se la podía dar. Rafa también quiso saber si Noemí estaba segura del bando en el que se encontraba, dado que Antonio le había tirado los tejos, pero la pretendienta le aseguró que había ido a por el y que nunca cambiaría de bando.
Antes de que llegara Rafa, Noemí pidió consejo a una pitonisa para que le adelantara como podría ser su relación, pero las palabras de ésta no fueron muy positivas: "Te veo muy joven y con diferente carácter y forma de ser", aunque eso sí, les auguró una bonita amistad si no surgía nada más entre ellos.
Cuando Rafa llegó, la pitonisa le dijo que Noemí era una persona con unas ideas muy claras, a lo que el tronista añadió: "Y . Una vez solos, el tronista se sinceró: "Últimamente entre todo lo que va ocurriendo en plató, el paleto que tengo al lado y un poquito de estrés, la verdad es que me apetece conocer una chica que sea bastante tranquila, que me despierte un poquito de paz y sosiego". aspira muy alto, porque no ha venido a conocer a cualquier, ha venido a conocer a Rafa Mora"
Aclarado lo que Rafa buscaba y con Noemí de acuerdo con todo, el tronista quiso saber a qué se dedicaba la pretendienta. Noemí le contó que era relaciones públicas, pero que no trabajaba en la noche. Algo que aunque no importaba mucho al valenciano, parece que le tranquilizó. Rafa también quiso saber si a Noemí le gustaba mucho la fiesta, ya que era muy joven y a él con su edad había que atarlo con cadenas. Ella le contestó que sí, pero que en cierta medida, ya que debido a su trabajo no podía salir todos los días.
Resueltas todas sus dudas, aún quedaba la más importante: "¿Tenías claro que venías a conocerme a mí?". El tronista, después de lo sucedido con Rebeka, quería estar seguro de que Noemí tenía las cosas claras. La pretendienta, sin dudar, le dijo que sí y que podía estar tranquilo porque ella nunca se cambiaría de bando. Y añadió que cuando Antonio le tiró los tejos, su actitud le pareció una falta de respeto hacia sus chicas. Antes de despedirse, Rafa quiso tener una palabras bonitas con su pretendienta: "Te he visto una chica correcta, sencilla y quiero seguir conociéndote".
Tras la cita, Rafa confesó que el hecho de que tuviera diecinueve años le frenaba un poco, y no entendía como Antonio, a quien calificó de 'asaltacunas' y 'pagafantas', se podía fijar en una chica tan joven, pero estaba seguro de que quería seguir conociéndola. Noemí comentó que para ella la edad no era un problema y afirmó: "No me voy a cambiar de bando porque eso sería de chaqueteras".