Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oliver pone a prueba a Jenni y los descubren infringiendo las normas del programa

Oliver y Jenni se gustan, no lo pueden ocultar. Pero el tronista no acababa de confiar en la catalana y temía que aun sintiera algo por Toño. Para salir de dudas Oliver decidió ponerla a prueba sin que ésta supiera nada. El alicantino descubrió que las intenciones de Jenni eran buenas, pero el tronista y la pretendienta fueron pillados infringiendo las reglas del programa. Por si fuera poco, al enterarse de lo ocurrido, el resto de pretendientas se pusieron celosas y acabaron enfadándose con Oliver.
A pesar de que Jenni le había explicado que estaba en el programa para conquistarle, Oliver no se acababa de fiar de ella. Para salir de dudas la puso a prueba. El tronista le pidió a un amigo que contratara a Jenni en un bolo en Benidorm para comprobar si le engañaba con otros chicos
Jenni se presentó en la ciudad del campeón de taekwondo para trabajar, pero ella no tenía ni idea de que el dueño de la discoteca donde tenía el bolo era amigo de Oliver. Durante su estancia en Benidorm Jenni conoció a varios amigos de su tronista e incluso se fue a comer con ellos. En la comida un amigo de Oliver llamó al tronista y le pasaron a su pretendienta. Según ellos la conversación fue breve: "Oliver sólo me preguntó que tal me estaban tratando, me preguntó si me habían contado muchas cosas de él y ya está", confesó Jenny.
La duración de la conversación era lo menos importante, el problema era que habían incumplido una regla del programa. Tanto el pretendiente como la tronista reconocieron que fue un error y se disculparon. Pero el mal ya estaba hecho.
Las reacciones

Emma lo tenía claro. La prueba de Oliver sólo podía significar dos cosas: "O te gusta mucho o no se fía de ti", le comentaba a Jenni. A Miriam tampoco le gustó la idea del tronista: "Yo me hubiese enfadado un poco".
Al resto de pretendientas tampoco les sentó bien el comportamiento de Oliver.  A Elsa le parecía una falta de respeto: "Oliver sólo habla con Jenni, tengo la sensación de que ya ha elegido. Siento que no me ha dado ninguna posibilidad. Intento conquistarle pero no puedo, sólo tiene ojos para Jenni.". "La prueba se la pones porque tienes un interés especial por ella" le reprochó Zaira. Rebeca dudaba de la efectividad de su prueba. "¿Crees qué Jenni se va a liar con alguno de tus amigos?", le preguntó a su tronista. Ante el cruce de acusación Oliver no sabía como disculparse: ", comentaba el tronista. Para nada he elegido a Jenni, la veo una chica bastante inmadura para mí"
Tamara quiso echar más leña al fuego Jenni se había liado con Julio 'El Feroz', un amigo de Oliver . La colaboradora aseguró que recibió una llamada con número oculto que le informaba de que . Tanto la pretendienta como Oliver lo negaron rotundamente. "¿Tú crees que se va a liar con mi colega?", le espetó el tronista. "Julio es muy buen chico y fue el organizador del evento", comentaba Jenni. Pero a Tamara no le sirvieron las explicaciones. "Ya no me creo el papel que vais a hacer aquí, pienso que vais a tener contacto fuera", comentaba .
Oliver aseguró que no tiene el número de su pretendienta y que no se le ocurriría ponerse en contacto con ella. Con su declaración de intenciones el pretendiente consiguió que se amainara la tormenta. Después de la tensión vivida y de las explicaciones dadas por Oliver, las pretendientas perdonaron el error de su tronista.