Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oliver y Raúl rechazan a Brigitte

En su primera cita, Brigitte llevó a Oliver a un túnel de lavado de coches para poder hablar tranquilamente sin nadie alrededor. El tronista se sorprendió mucho al ver el lugar que había elegido su pretendienta para el encuentro pero decidió no pensar y dejarse llevar.
Oliver preguntó a Brigitte si está cómoda en el programa y ella le contestó que sí, aunque los nervios muchas veces le juegan una mala pasada debido a que es la primera vez que vive una experiencia así. Otra de las cosas que el tronista quiso saber de su pretendienta fue su pasado amoroso. "He estado con muchos chicos pero pareja sólo he tenido una", explicó Brigitte.
La pretendienta le contó a Oliver que tenía una niña de casi cuatro años y se interesó en saber si a su tronista le gustan los niños. "El sueño de mi vida es ser padre. Pienso que tener una familia y que esté unida es lo más bonito", contestó el deportista. La pretendienta veía a Oliver muy joven para ser padre, pero al ver que él insistía en que es su gran deseo no dudó en decirle: "¿Quieres que te haga un hijo?". Oliver no entendió muy bien la broma de su pretendienta por lo que Brigitte prefirió cambiar de tema.
En realidad tampoco acertó al preguntar a su tronista cómo le gustan las chicas. "Morenas y con rasgos muy españoles, pero eso no quiere decir nada", le contestó intentando que no se desilusionara al escuchar su respuesta. Al escuchar la descripción de la chica ideal del deportista,y se marchó sin desvelarle el nombre de la afortunada. la pretendienta dedujo que Rebeca es su gran rival, pero Oliver le confesó que se equivocaba
Tras la cita, : "No es lo que busco. Necesito una chica con la que me ría, esté cómodo y tenga conversación". Además, confesó que se había marchado de la cita antes de tiempo porque se sentía muy incómodo y aseguró que no había ningún tipo de química entre ellos. Brigitte tenía la esperanza de poder conquistar al alicantino. "Creo que me ha visto un poco tímida pero, todas estamos igual", comentó. Oliver se mostró frío y más bien desilusionado
Ya en plató, la decisión que iba a tomar Oliver respecto a la continuidad de Brigitte en el programa era evidente. El tronista y la pretendienta se sentaron en el tresillo y, después de pedir a la pretendienta que no se tomara a mal sus palabras, el alicantino se sinceró: "Entre tú y yo no ha miradas, no me llamas nada y no hay química". La pretendienta no se mostró afectada, es más aseguró que a ella le sucedía lo mismo.
Antes de que se marchara de plató, Zaira contó que . El nuevo tronista comentó queél había notado que la pretendienta le miraba mucho pero, aunque no quería hacer daño a Brigitte, le comentó que no entendía por qué no había sido valiente y lo había dicho antes de que el alicantino la expulsara, motivo por el que no quiso tenerla en su bando. quien realmente le gusta a Brigitte es Raúl, algo que Oliver también había notado