Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oliver se acerca a Lorena en su primera cita

Las comparaciones son odiosas, pero . Por eso, la pretendienta ha llevado a Oliver a montar a caballo. "Yo soy de hielo, de nata, pero no de caballos", le dijo Oliver. Sin embargo, al tronista le ha parecido bastante original, ya que, según él, además de conocerse, van a hacer algo juntos, y eso le ha gustado. Lorena espera poder domar a su tronista igual que domina a los caballos
Lorena ha demostrado su conocimiento sobre los caballos: "Cuando te montas en uno de ellos hay que demostrarles quién manda". Ante eso, Oliver le ha hecho la pregunta del millón: "Y entre nosotros, ¿quién manda?". Lorena no se ha aventurado a responder: "Habrá que verlo un poco más adelante".
El tronista parece tener muy claro lo que siente. Lorena le ha causado muy buenas sensaciones, pero le ha invitado a jugar un poco. "Soy muy picarón y me gusta el 'jugueteo'. Estoy en sequía y aprovecho como puedo", ha aclarado Oliver. Lorena sabe lo que quiere su tronista, y ella ha declarado que está disponible: "Me ha recorrido un cosquilleo. Me gusta mucho".
El juego que propone Oliver es bastante claro, y su pretendienta no se ha cortado. Ha dejado al tronista que le "acaricie" el escote. Este acercamiento parece sólo el comienzo de lo que podrá venir. Al menos esa es la intención de ambos. Sin embargo, algo oscuro parece esconder Lorena. Vicente ha avisado que dispone de un rumor sobre la pretendienta que será descubierto en el próximo programa