Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oliver: "Ha sido una cita muy 'light'"

Tras la cita conjunta con todas sus pretendientas, ha declarado el alicantino poco antes de entrar al bar donde estaban citados. María, por su parte, declaró que si él accedía a jugar, jugarían. Con una botella de champagne y tumbados en una cama, la pretendienta preguntó al tronista si realmente quiere que siga en el programa. "Si estás sentada ahí es porque quiero que sigas", ha aclarado Oliver. Oliver ha accedido, por fin, a tener un encuentro con María. "No sé por dónde va a salir",
Ambos son conscientes que el estar dentro del programa les expone a que cualquiera pueda decir cosas buenas o malas de ellos. La última es la que acusa a María de haber tenido un lío con un chico en una visita que hizo a Benidorm cuando ya estaba dentro del programa. Sin embargo, el tronista ha invitado a María a no creer ninguna de las acusaciones que pesan sobre ellos.
La pretendienta ha querido obsequiar a Oliver con un mechero muy especial, y, a cambio, el tronista ha querido brindar con María y ha deseado que no discutan nunca más por ningún tema. Sin embargo, el alicantino ha echado en cara a la pretendienta que durante toda la cita no han hecho más que hablar de los demás y que no han jugado nada.
 
 
Oliver ha salido de la cita bastante decepcionado. El tronista esperaba que su encuentro fuera más atrevido. "En el plató empezó a decir que me preparara para la cita, y al final ha sido un poco sosa. Pensé que íbamos a chuparnos, pero al final nada", ha declarado el alicantino. María, por su parte, ha notado frío a su tronista, y ha declarado que se ha quedado con más ganas de él. "Me hubiera gustado darle un beso o un abrazo. Pienso que no he aprovechado la cita".
Oliver expulsa a Maylin
Ya en plató, María ha justificado su retraimiento con el tronista alegando que quería aclarar la acusación que vertieron sobre ella de que se había liado con un chico en Benidorm, e invitó a Oliver a tener una segunda cita con él para poder demostrarle lo juguetona que puede llegar a ser. Ante esto, todas sus compañeras saltaron y acusaron a María de querer acaparar el tiempo del alicantino y de no dejar a las demás conocerle. Marilyn ha sido la que más ha protestado, y ha advertido a Oliver que, si él decide tener un segundo encuentro con ella, también le demostrará lo picarona que puede llegar a ser.
Oliver, sin embargo, no pensaba lo mismo: "La segunda cita con Maylin no va a llegar. Es la que más tiempo lleva y en la que menos pienso". Esta revelación ha dejado muy sorprendida a la pretendienta, la cual ha tenido que abandonar el plató ya que su tronista la ha expulsado.