Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oliver expulsa a Raquel

La primera cita entre Raquel y Oliver no podía haber ido mejor. Ya se conocían y en su primer encuentro se gustaron, tuvieron mucha química y se lo pasaron muy bien. A pesar del primer encuentro tan idílico que tuvieron, en el plató las cosas no fueron tan bien. El tronista se percató de la actitud pasota de la pretendienta, algo que no le gustó nada y que le llevó a tomar la decisión de expulsarla.
Oliver Raquel y ya se conocían y, aunque el tronista no se acordaba muy bien de qué, si recordaba que había mantenido conversaciones muy amenas y especiales con ella. El alicantino tenía una muy buena imagen de ella y le dejó claro que se alegraba de que estuviera en el programa, lo que hizo que la pretendienta se mostrara muy ilusionada al escuchar estas palabras.
El hecho de conocerlo aumentaba las ganas que tenía la pretendienta de quedar con su tronista. Durante la cita, hablaron de su pasado y el deportista le comentó que pensaba que la conocía porque ella había mantenido una relación con uno de sus amigos. Raquel le aclaró que no era así, sino que simplemente tenían algunos amigos en común y por ello habían coincidido algunas veces de fiesta.
 
Oliver Raquel se mostró muy contento de que  estuviera en el programa . Se notó que entre ellos existía mucha complicidad, ya que no se mostraron nerviosos en ningún momento. Fue una cita divertida en la que se dedicaron a beber mientras bromeaban y de la que ambos salieron muy contentos. "Formamos muy buen equipo", comentó Oliver, quién prometió a la pretendienta que tendrían otra cita juntos, aunque la promesa se quedó en nada. Una vez en el plató, y a pesar del feeling que habían tenido en la cita, Oliver decidió expulsarla.
 
 
El problema surgió mientras veían la cita en plató. se mantuvo cabizbaja, no miraba ni a ni a la cita, sólo miraba al suelo. Al tronista le sentó muy mal esta actitud y decidió pedirle que se fuera del programa. Raquel no se mostró muy disgustada con la decisión de Oliver y, con un poco de chulería, explicó que no se sentía a gusto en el programa: "Me gusta encontrar un chico y que ese chico sea para mí, me llame a mí, piense en mi y no en seis chicas". Raquel sabía con lo que se iba a encontrar cuando entró a 'Mujeres y Hombres', pero aseguró que no se sentía a gusto con la experiencia. "Hay demasiada competitividad", comentó finalmente la pretendienta. Raquel Oliver
 
Elsa quiso romper una lanza a favor de su compañera diciendo que llevaba todo el día un poco sensible e inquieta . Jenni no entendió la decisión de Raquel y aseguró que tras la cita se había mostrado muy contenta, por lo que no entendía porqué quería marcharse del programa. Cansada de que Jenni no le dejara explicarse, Raquel se levantó y sin pensárselo demasiado, abandonó el plató.