Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oliver (entre lágrimas): "Padre, sólo decirte que te quiero y que nunca te olvido"

Lágrimas, sonrisas, emotivas historias, recuerdos de infancia... El maestro de artes marciales de Oliver a acudió al plató de 'Mujeres y hombres' para dar a conocer el lado más oculto del tronista . Los dos se tienen mucho cariño y al final a Oliver casi se le escapan las lágrimas recordando lo duro que fue para él irse su casa con sólo 16 años. Una situación que llevó al deportista a mandar un mensaje especial a su padre con el que lleva muchos años sin tener contacto.
Agustín Pérez tiene un cariño especial a Oliver. El tronista es como un hijo para él, ha sido una pieza muy importante en su vida. Cuando se conocieron Oliver sólo tenía siete añitos y su único deseo era hacerse mayor. El tiempo ha pasado y el pequeño Oliver ha crecido. Ahora está intentando buscar el amor en el plató de 'Mujeres y hombres' y su antiguo profesor vino a contarnos como era Oliver por dentro. 
Agustín ha sido todo para Oliver en el mundo de las artes marciales y personalmente ha sido un verdadero educador para él. Los dos se tienen mucho cariño. Oliver recordó emocionado un campeonato en Portugal en el que estaba muy asustado por su contrincante. Agustín se acercó a Oliver preguntándole si tenía miedo y le dio dos tortas al tronista para que espabilara. Al final el remedio surtió efecto y fue Oliver el que mandó al hospital a su adversario.
En el mundo de las artes marciales hay cinco principios básicos: Cortesía, integridad, perseverancia, autocontrol y espíritu indomable. Principios que el tronista sigue en su vida pero, hay uno que mantiene de manera más especial.  "comentó Agustín. Oliver destaca en el espíritu indomable que le ha permitido superar día a día los momentos complicados o duros",
El momento más duro de la vida del tronista fue cuando se marchó de casa con 16 años. Muy apenado comentó que actualmente la relación con su padre era inexistente y si se cruzan por la calle no son ni capaces de cruzarse la mirada. Aguantando las lágrimas, Oliver tuvo unas emotivas palabras para su padre: "Padre, me imagino que de alguna manera me estarás viendo, sólo decirte que te quiero y que nunca te olvido".
A Oliver le costó mucho pronunciar estas palabras y, como Emma apuntó, dio la impresión que tenía muchas ganas de confesar lo que llevaba dentro. Agustín, que conoce muy bien al tronista, quiso que el alicantino recordara los momentos felices, cuando la relación con su familia era buena y le acompañaban a los campeonatos. Oliver aseguró que esa fue una de las mejores etapas de su vida, pero resignado comentó que "a  veces es muy difícil ser hijo".
Miriam manda un mensaje a su madre
Tanta emoción se fue expandiendo por el plató.. La consejera del amor ha vivido una historia parecida a la del tronista y sabe de primera mano lo duro que es. Le aseguró a Oliver que puede contar con ella para lo que quiera. Pero, la emoción de la asesora fue un poquito más allá y no dudó en volver a tender su cariño a su madre y recordarle que ella va a estar allí cuando la necesite. Miriam escuchaba atentamente a Oliver y no pudo evitar emocionarse
A las pretendientas también les llegó al corazón la historia de Oliver. Rebeca rompió a llorar. Está viviendo una situación familiar difícil porque su padre tiene cáncer y al escuchar la historia de su tronista no pudo evitar emocionarse. y diciéndole que su padre se curaría.
  Oliver se levantó de su trono e intentó consolar a su pretendienta fundiéndose con ella en un fuerte abrazo