Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oliver besa a su nueva pretendienta, Jacqueline, nada más entrar en el plató

Cuando más triste y desanimado estaba Oliver, apareció, como caída del cielo, una despampanante Jacqueline que causó un gran impacto en el tronista. Tanto le llamó la atención la brasileña que no dudó en darle un beso de bienvenida a su entrada a plató. Este gesto no gustó en absoluto a Carmen, que abandonó el programa muy dolida y enfadada.
en el momento en el que estaba haciendo un llamamiento a cámara pidiendo más chicas apareció por la puerta Jacqueline
Está claro que la chica impactó al tronista, ya que no se le quitaba la sonrisa de la boca y le mencionó en varias ocasiones lo guapa que era. Pero lo que más impactó a Oliver fue el regalo que le hizo: un conjunto de ropa interior de plumas muy sexy. "Es para la primera noche de amor que tengamos cuando seamos novios", decía una Jacqueline muy picarona. Además, ambos llegaron a la conclusión de que tenían muchas cosas en común como que les gusta la capoeira e ir al gimnasio. Ya que la cosa iba tan bien, Oliver quiso saber si tenía alguna confidencia o algo que contar antes de entrar, y la brasileña acabó contando que por su vida habían pasado varios famosos como los futbolistas Samuel Eto'o y Ronaldinho o Domingo Zapata, el actual novio de Vicky Martín Berrocal.
Cuando salió de la cita, Oliver tenía claro que Jacqueline cumplía a la perfección con el perfil de chica que estaba buscando: una chica sensual y picarona que, además, le transmitiera sentimientos. Y ¡vaya si se los transmitía! El tronista lo demostró plantándole un beso en la boca nada más entrar en el plató. Este gesto no gustó nada a Carmen que, después del programa que llevaba, no dudó ni un momento en levantarse de la silla y marcharse.
En seguida, , pero Carmen se encontraba demasiado molesta como para escucharle. Ya que la insistencia del tronista no fue suficiente para convencerle de que volviera de nuevo, el alicantino optó por cogerla en brazos y llevarla hasta su asiento. Pero Carmen seguía muy dolida y hasta se arrepentía de haber entrado en el programa por lo mal que lo estaba pasando, así que ha optado por volver a salir y relajarse. Oliver abandonó corriendo el plató en busca de su chica para darle una explicación
Jacqueline, por su parte, tenía los sentimientos un poco encontrados. Por un lado se encontraba muy feliz y sorprendida por el beso de bienvenida que le había dado su chico y, por otro, sentía que al resto les hubiera sentado tan mal, aunque pensaba que Carmen había tenido una reacción muy infantil.