Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Oliver más romántico y Carmen protagonizan el beso más espectacular del programa

Oliver siempre se ha caracterizado por explotar su faceta más canalla y juguetona, en el sentido más picante de la palabra. Sin embargo, y debido al descontento de Carmen, ha decidido, . El alicantino le ha citado en una habitación con una cómoda cama como principal escenario, y ello nos ha permitido deducir sus verdaderas intenciones. Con un ramo de flores en la mano para obsequiar a su pretendienta, Oliver no ha escondido su "estupor" ante lo que iba a hacer: "¡QUIÉN ME HA VISTO Y QUIÉN ME VE!". Carmen, por su parte, ha accedido a verse con él en ese escenario, pero ha dudado de sus intenciones: "Que no se pase..." para este cuarto encuentro con ella, cambiar el chip y sacar a relucir al Oliver más romántico
La primera, en la frente. Carmen iba con una coraza que se había fabricado tras las anteriores decepciones, pero rápidamente se le ha desmoronado. El ramo de flores ha dejado descolocada a la pretendienta, y ha dado la vuelta a la tortilla al ser ella la que le ha pedido perdón a él: "Perdóname, reconozco que soy un poco borde", ha dicho Carmen. Oliver lo ha aceptado, aunque realmente es ese punto borde de la pretendienta lo que más le gusta de ella. Sin embargo, el alicantino ha introducido una duda sobre ella. Y es que le ha pedido a Carmen que no abandone el programa, pero siempre y cuando esté libre y no con algún chico de fuera porque, tal y como ha aventurado, algo le da mala espina y sospecha que algo pasa. Carmen, por su parte, ha desmentido que haya nada oscuro que esté ocultado.
Los besos han traído cola en el bando de Oliver, y la seguirá trayendo. Carmen ha avisado al tronista que si quiere besarle, puede hacerlo, pero siempre y cuando sea con sentimiento. "Si es un pico para tranquilizarme, te lo puedes ahorrar", ha concluido la pretendienta. Y deducimos que, si es sincero, el alicantino sí que tiene sentimiento hacia ella, porque le ha propinado un beso espectacular, de esos que muy pocas veces se ven. "No voy a besar a ninguna más hasta que salga con alguna del programa... a excepción de este beso", han dicho el tronista antes del apasionante momento.
 
 
Si las flores y la escenografía habían dejado tocada a Carmen, este beso le ha dejado sin palabras. Ha asegurado, una vez terminada la cita, que estaba en una nube, y ha prometido que, del programa, no hay "Cristo" que le mueva. Oliver, por su parte, ha aclarado que no ha sido un piquito sin importancia, sino que ha sido algo más. "Tiene unos labios carnosos que me gustan mucho. ¡ME ENCANTA CÓMO BESA!", ha concluido el tronista. Ya en plató, Amal, la más afectada por ese "beso de excepción", no ha ocultado sus celos, y ha preguntado al alicantino: "¿Acaso yo no tengo los labios carnosos?".
María no aporta pruebas contra Miriam
La entrada de María en el anterior programa alteró a todas las pretendientas, pero sobre todo a Miriam ya que la expretendienta cargó de forma notable contra ella. En este programa, al haber intentado tener contacto, supuestamente, con un exchófer del programa y con un expretendiente.para que, a solas, pudieran dirimir sus diferencias. "No has aportado ninguna prueba, y a Oliver sólo le interesan las informaciones que le hagan reflexionar", ha dicho la presentadora a María. Y esas pruebas, de momento, no han llegado, así que Miriam ha dado por terminada la discusión. la bronca ha continuado. María ha seguido acusando a Miriam de incumplir las normas del programa El cruce de acusaciones entre las 'pretechonis' ha llegado hasta el punto de que Emma ha pedido que abandonaran el plató