Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Óscar consigue que Blanca se ponga nerviosa

Después de ver los detalles que el valenciano había tenido con Blanca en plató, todo el mundo estaba deseando comprobar como se desenvolvía Óscar en las distancias cortas ya que, no contaba con el apoyo de los asesores y en principio no respondía al prototipo de hombre que Blanca estaba buscando. Una gran sorpresa para todos.
 
 
 
 
 
El valenciano comenzó su cita comentándole a Blanca que había dejado muchas cosas por venir al plató a conocerla y confió en su inteligencia para descubrir cuando una persona la estaba o no engañando. "Tonta no soy", respondió Blanca. Y es que, la cronista es muy consciente de que pretendientes van al plató a estar sentados ante las cámaras y cuales se molestan en llamar su atención.
La extremeña le aseguró que con su detalle de la playa había ganado muchos puntos. Además, por si hubiera quedado alguna duda, Óscar le aseguró a Blanca que no tenía novia fuera y que venía dispuesto a conquistar eso preciosos ojos. La cosa fue fluyendo bastante bien y a la tronista le entraron los calores. "Eso es buena señal, ¿no?", le preguntó el valenciano entre risas.
"Me encanta" , fueron las palabras de Óscar al terminar la cita. Una afirmación que aunque no salió de los labios de la diseñadora se dejó intuir, "Ha conseguido ponerme nerviosa", confesó Blanca al mismo tiempo.
Ya en plató, Blanca lucía una sonrisa de oreja a oreja, que hacía más que evidente que la cita le había gustado mucho a pesar, de los comentarios de Miriam que aseguraban que Óscar no era un hombre para ella.