Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Probablemente me vaya, pero sola"

En su tercera cita con Blanca, Aitor quería hablar con ella y aclarar qué sentían en uno por el otro. Pero el chico no lo consiguió. La tronista le confesó que era uno de sus preferidos, pero que ya no tenía fuerzas para continuar buscando el amor. El pretendiente también estaba mal, se encontraba fuera de lugar y no sabía si continuar o no. Al final, su objetivo de aclarar sentimientos se vio frustrado, ya que salió de la cita "enturbiado".
"El único objetivo que tengo con esta cita es ". Así de claro y contundente se mostró Aitor sobre el tercer encuentro con su tronista. El chico se sentía mal, "En la cuerda floja", y la sombra de Raúl planeando sobre Blanca empeoraba su estado de ánimo. aclarar lo que Blanca siente por mi y viceversa
Blanca le confesó que "Tenía muy claro que tú podías ser un candidato perfecto para estar a mi lado", pero aún así, Blanca no podía más. Todo lo que le había sucedido en los últimos programas y, sobretodo, la marcha de Raúl la habían hundido y ya no tenía fuerzas para seguir buscando el amor.
Aitor quiso aclarar, también, el tema sobre los rumores que circulaban sobre él. El pretendiente le aseguró que todo era mentira y le pidió a Blanca, que al igual que había hecho con otras personas, que no las tuviera en cuenta porque no había pruebas que demostraran nada. Ella le dijo que así lo había hecho y que no les había dado ninguna importancia. Blanca le volvió a repetir a Aitor que, aunque con él estaba muy bien, ya no tenía fuerzas para nada, pero él le reprochó que "Si quieres, las sacas", y además, le insinuó que estaba pensando en marcharse.
A la tronista no le gustó escuchar esto y le comentó que "No entiendo, si de verdad queréis conquistar a la tronista, os vais tan pronto. Yo estuve de pretendienta y luché hasta la última, y me machacaron, tenía tres pretendientas muy fuertes que me hicieron mucho daño, pero yo luché". Lo que le sucedía a la tronista era que estaba desilusionada, defraudada, y por todo ello, le contó a Aitor que "Probablemente me vaya, pero sola".
Tras la cita, Blanca confesó que Aitor era "Uno de los candidatos preferidos para mí", por eso una parte de su corazón le decía que siguiera luchando por él, pero otra le decía que no. La tronista necesitaba tiempo para volver a poner todo en su lugar y para que su corazón se recuperase de todo lo vivido. Aitor, que no estaba pasando por sus mejores momentos, aseguró que la cita "Más que aclararme, me ha enturbiado más". Aún así, el pretendiente quería seguir luchando para conquistar a Blanca.