Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rafa: "Hoy por hoy, Patricia es la primera"

Para Rafa, Patricia era una chica muy especial, y por lo que parece, tras sus dos últimos encuentros, ahora lo es mucho más. En su tercera cita, la pretendienta sorprendió a Rafa con un particular desfile en el que la única modelo era ella, pero no fue solo eso, también le preparó un juego para poder saber más cosas de Rafa, a quien le encantó la iniciativa. En su cuarta cita, que tuvo lugar en el jacuzzi, ambos se sinceraron, a parte de relajarse con unos sensuales masajes que se dieron el uno al otro. Ésta última, fue según el tronista, "La cita perfecta".
Patri llevó a Rafa a una tienda de ropa donde le quiso dar una sorpresita: se probó varios modelitos, incluidos los de ropa interior, y se los mostró a un Rafa que estaba más encantado que nunca. Después de este grato momento, el valenciano se sinceró con la pretendienta: "Tú y Meritxell sois las dos que más me llamáis la atención, tú más incluso. Pero me gustaría que llegasen más chicas como vosotras, que me llamasen la atención", explicaba.
Tras escuchar sus palabras, la pretendienta quiso despejar una duda: "¿En mí qué es lo que falla?" y el valenciano le comentó que normalmente no salía con chicas más altas que él, pero Patri le demostró que sin tacones era más bajita y le afirmó: "Si me conoces te voy a gustar como soy. Yo sé que tengo rivales, pero me da igual, yo voy a ser la número uno". Al tronista le gustaron mucho estas palabras porque veía que poco a poco la pretendienta se mostraba tal y como era.
Para continuar con las sorpresas, la chica le regaló unas flores de papel, que llevaban escrita una pregunta en cada pétalo y, por supuesto, Rafa tenía que contestarlas. La primera pregunta era: "¿Has sido infiel alguna vez?", la respuesta del valenciano fue un rotundo sí, pero se explicó: "Nunca he llegado a enamorarme de una persona cien por cien como para respetarla a esos niveles. Pero, de un año y medio a aquí, he madurado muchísimo".
Patricia le comentó que, a lo mejor, para mucha gente estas preguntas eran una tontería pero que para ella no lo eran. Rafa le contestó: "Mucha gente es inteligente, pero mucha gente que ve la televisión es retrasada, entonces si tú no lo dices, queda bien la de tu lado, que es una arpía, hace preguntas excelentes y queda de súper buena niña. Y a lo mejor tú le das mil vueltas, pero como no dices nada", por este motivo, aseguró que el juego de las preguntas le había gustado mucho.
Tras la cita, Patri confiaba en que Rafa pudiese enamorarse de verdad para poder ser fiel y esperaba que fuera ella la elegida, pero si estuviera con ella y le fuera infiel: "Me decepcionaría y no habría perdón", y entre risas añadió: "Le mataría". Rafa comentó que las veces que había sido infiel a una chica nunca había estado enamorado de ella, pero tenía ganas de poder tener una relación estable para dejar esa etapa atrás. Sobre Patricia, lo tenía claro: "Hoy por hoy es la primera".
Ya en plató y después de ver la cita, Rafa se sinceró delante de todos: "A mí Patri me gusta mucho, a parte la veo súper buena niña, con buenas intenciones".
Siguiendo la estela de Antonio y Carmen, Rafa decidió tener una cita con Patri en el jacuzzi, pero debido a las historias sucedidas en plató con Meritxell como protagonista, el lugar pasó un poco desapercibido. Lo primero que quiso saber el tronista era cómo se encontraba la pretendienta y ella fue muy sincera con él y le confesó no estaba bien: "Para mí lo fácil hubiera sido callar, pero no era lo honesto, y cuando he salido Meritxell me ha hecho una serie de acusaciones e insultos que no me han gustado nada", confesaba.
Rafa le dijo que no tenía nada por lo que preocuparse porque había hecho lo correcto. Para cambiar el tema, Rafa le hizo una pregunta a Patri sobre sus compañeras: "¿Algunas de tus compañeras o rivales consideras que sean de mi rollo?", le preguntaba y a pretendienta fue sincera comentándole que a la que más veía de su estilo era a Meritxell.
Los dos continuaban algo tensos, y para relajar el ambiente, el valenciano pidió a la pretendienta que le diera un masaje en la espalda: "¿Tú sabes la tensión que llevo a cumulada ahí con todas vosotras de la guerra que me dais?". Patricia, se puso a ello, y por la cara que puso Rafa, el arte del masaje se le daba bastante bien.
Antes de devolverle el masaje, el tronista le preguntó a la pretendienta cómo sería para ella un domingo perfecto y Patricia le contestó: "Levantarme pronto e irme con mi pareja y con los amigos a almorzar, y después ir por ahí a comerme una paella, cine...". Casualidad o no era, exactamente, lo que el valenciano pensaba. Así, muy contento por la respuesta de la chica, Rafa se dispuso a masajear a Patri. Masajeados y relajados los dos, el tronista se sinceró con la pretendienta: "Eres una chica con la cual considero que puedo llegar a compaginar".
Tras el encuentro, Patri se sentía orgullosa de haber dicho lo que sabía sobre Meritxell: "Estoy contenta porque él me ha dicho que he hecho lo correcto, que si no lo hubiera decepcionado". La cita le había encantado, y aunque aseguró que no era de las que se entregaban por completo al principio, le había gustado mucho estar tan cerca de Rafa. Además, estaba segura de que si el tronista buscaba una pareja estable, ella era la mujer perfecta. Rafa, fue mucho más breve y conciso, pero a la vez muy claro: "Ha sido la cita perfecta".