Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rafa a Miriam: "De pequeño me encantaba tocarme viéndote"

Como en este programa todo es posible, un tema tan inocente como es el de la edad hizo que Rafa terminara confesándole a Miriam que 'de pequeño' le gustaba tocarse viéndola en sus películas. La asesora del amor se sonrojó y aprovechó la tesitura para meterse con su 'ex cari', volviendo al tema de la edad, y para aconsejarle que dejara de hacer cositas por la noche, ya que, según Miriam, con su edad le podría dar un achaque en cualquier momento.
Todo comenzó con la llegada de Saray, una nueva pretendienta de Rafa, aunque el tema no tenía nada que ver con ella. La chica tenía diecinueve años y al hablar de la edad, Pipi le dijo que tuviera claro que al programa había ido a buscar el amor y que no estaba en el recreo del instituto.
Respecto a esto, el tronista comentó: "Creo que todo esto viene derivado por la 'chupa-chups', una chica también muy joven, con diecinueve años y estaba ahí sentada, que parecía muy buena niña y luego por cuatrocientos pavos se la clavaron". Rafa se refería a Noemí, una de sus ex pretendientas que presuntamente había hecho sus pinitos en el mundo del porno, aunque para el valenciano "Una cosa es ser actriz porno y otra distinta ser puta".
Al escucharlo, Miriam se enervó y no dudó en contestarle: "No, es muy distinto ser puta que ser actriz porno, que es un trabajo remunerado y muy digno. Y para ser actriz porno cualquiera no vale, hay que tener elegancia y un cuerpazo, y no todas lo tienen. Ya te gustaría a ti dar la talla para poder ser actor porno". Rafa, no se cortó ni un pelo a la hora de replicarle a la asesora del amor, y le soltó: "Yo respeto a las actrices porno y a mí me encantaba de pequeño tocarme viéndote a ti. Me encantaba, lo reconozco", confesaba entre risas.
Emma quiso matizar eso de 'de pequeño', y Miriam le dijo a Rafa que de pequeño nada, porque solo se llevaban dos años y no hacía tanto tiempo desde su retirada del mundo del erotismo. A Miriam, la conversación le vino como anillo al dedo para meterse con Pipi, y sobre todo, con su edad: "A partir de cierta edad hay que tener cuidado con lo que se va haciendo por las noches, porque uno sufre achaques y luego se rompe los huesos, por que los huesos no son lo mismo cuando se tienen 52 años que cuando se tienen 25". Por supuesto, Pipi no se iba a quedar callado: "Miriam, quiero que sepas una cosa: estoy quemando las noches para olvidarte por la mañana", decía desabrochándose accidentalmente el albornoz.