Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Yo no sería Rafa Mora, así que vete a tu casa"

Una, dos, tres... Y hasta ocho, han sido las decepciones que Rafa ha recibido desde el trono. En esta ocasión, le ha tocado el turno a Rocío, una de las pretendientas que había conseguido hacerle sentir. La amiga de Noel que llegó al plató dispuesta a conquistar el corazón del valenciano no ha tardado ni una semana en salir de fiesta con Toño y provocar un gran disgusto a su tronista. Eso sí, por lo menos esta se ha adelantado a los rumores y lo ha confesado.
la semana anterior había coincidido con Toño y otros pretendientes y había estado con ello de fiesta
Toño decidió pasar unos días en Málaga
 
 
 
 
 
 
 
Por su parte, Rocío le confesó que para ella el físico también era lo primero y que estaba convencida de que no tenía rivales para llegar a su corazón. La cita se había convertido en una de las citas más interesantes del valenciano y él, salió más que contento de este primer encuentro.
 
 
 
 
"No ha pasado nada más, salimos a tomar unas copas con más gente" , aseguraba una y otra vez Rocío al ver la cara que se le estaba quedando a Rafa. Y es que, en principio no había hecho nada grave pero, se había ido de fiesta con Toño sabiendo que no puede hacerlo y sobre todo, que el sevillano no es fruto de la devoción de su tronista. Rafa no daba crédito a lo que estaba pasando ya que, había asegurado en varias ocasiones que Rocío le estaba gustando bastante y que incluso, había comentado con sus amigos que con su entrada ya eran tres las pretendientas que le hacían tilín.
Antes de continuar, Emma quiso que los dos vieran su primera cita y que todo el mundo comprobara que entre ellos había surgido algo. Eso sí, la presentadora no dudó en preguntarle en varias ocasiones a Rocío cuales eran sus sentimientos hacía Toño.
Un paseo por el centro de Madrid
Rafa se mostró tan sincero como de costumbre y le contó a Rocío que había vuelto a comprobar que el físico era algo muy importante para él y que era consciente que si no existía esa atracción no podía llegar a surgir nada: "Pero, ahora estoy buscando a una chica normal".
El valenciano también le confesó que de las chicas que estaban en plató, Patri y Saray eran las únicas que habían llamado un poquito a la puerta de su corazón y que ahora, ella se había convertido en la tercera en resultarle interesante.
Llegó el momento de la verdad
 
Ya en plató, Rafa no daba crédito a lo que estaba sucediendo e incluso, llegó a darle la razón a Pipi y admitió que se había quedado falseado por la belleza de Rocío. Ya eran ocho las chicas que le habían traicionado y la decepción hacía ellas era cada vez más fuerte.
Sin embargo, el tronista no quiso perder su personalidad y se olvidó por un momento del físico de Rocío y fue muy claro: "No sería Rafa Mora, vete a tu casa". Muy segura de sí misma, Rocío se levantó y antes de marcharse quiso poner la puntilla y aseguró que si Rafa no le hubiera expulsado, hubiera sido ella la que hubiera abandonado. Actitud que molestó muchísimo a Rafa: "Que quede claro que ha sido ella la que se ha ido".
El físico de Rocío había cautivado a Rafa desde el primer momento y el tronista llegó muy ilusionado a su primera cita con ella. La pareja quedó en una de las calles más centricas de Madrid y no dudaron en dar un paseo por el casco antiguo al mismo tiempo, que se comían un perrito caliente y unas palomitas.
Después de un pequeño enfrentamiento, Emma se despidió de Rocío y aunque, ella asegura que no quiere tener nada con Toño, casi todo el mundo está convencido que entre ellos ha existido algo más que una simple conversación.