Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rafa: "Sólo tengo ojos para Raquel y Saray"

La espantada de las valientes llevó a Rafa a pensar que Samira iba a hacer lo mismo pero, se equivocó. La pretendienta regresó para aclarar al valenciano que había ido al programa para conocerlo a él, no a Toño. Las palabras de la malagueña no terminaron de convencer al tronista, quien se sinceró y dejó claro que su corazón sólo late por Raquel y Saray, y aunque agradeció la sinceridad de Samira, no quiso seguir conociéndola.
Ainhoa pasó de declarar su amor a Rafa a cambiarse al bando de Toño, algo que no gustó nada al valenciano. Al ver que y directamente puso su silla entre las pretendientas del sevillano. Además, soltó unas cuantas perlitas en las que venía a decir que no quería saber nada más de Samira. Samira no estaba en plató, el tronista pensó que iba a seguir la estela de su compañera
 
La pretendienta, que estaba esperando fuera, más ilusionada que nunca para continuar con la conquista de Rafa, palideció al ver la reacción del tronista y aseguró que se le habían quitado las ganas de continuar. Aún así, entró en plató para dejarle claro a su tronista que jamás había tenido intención de ir a por Toño. "No me iba a cambiar de bando, o me iba contigo o me iba sola a mi casa. Lo quería intentar pero, la reacción que has tenido no me ha convencido", aseguró la pretendienta.
 
El tronista y recordó la reacción que había tenido ella diciendo que no tenía fuerzas porque ya estaba todo vendido, lo que le dio a entender su intención de cambiarse para aguantar más tiempo en el programa. Además, Rafa estaba enfadado porque no compartía la versión de las valientes y  no entendía que hubieran pasado de estar dispuestas a luchar por él a tirar la toalla en tan poco tiempo. no terminaba de creer a Samira
 
Samira le argumentó que no había cambiado de opinión, sino que se había dado cuenta de la realidad y se le habían quitado las ganas pero, después de pensarlo en su casa, se había dado cuenta de que quería luchar por conquistarlo. La rectificación no servía de nada al valenciano, para él había sido un riesgo aceptar la entrada de 'las tentaciones' y según él, ellas debían haber aguantado hasta el final, por eso creía que . lo más sencillo hubiera sido que la pretendienta dijera que sabía que sus posibilidades eran escasas sin montar el espectáculo
 
 
La situación pasó a ser un bucle en el que cada uno repetía su opinión sin cesar, hasta que y no a vivir la experiencia. Samira volvió a ser sincera y Rafa cambió de opinión: .  Rafa preguntó a Samira si sólo había venido por él "Si has venido sólo a por mí lo siento, porque en mi cabeza solo tengo a Raquel y a Saray"
 
Emma informó al valenciano que lo que le acababa de decir la pretendienta era exactamente lo mismo que había comunicado al programa por lo que, según la presentadora, decía la verdad. Aún así, Rafa tenía claro que y después de pedirle perdón por haber puesto su silla en el bando de Toño sin escucharla, aseguró:

 

no quería seguir conociendo a Samira "Ahora mismo sólo tengo ojos para Raquel y Saray".