Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rafa: "Si alguien de los dos lo tiene que pasar mal, que seas tú porque yo me quiero mucho a mí mismo"

Rafa dejó plantada a Marcia y este, para enmedarlo, decidió darle una sorpresan llamando a la puerta de su habitación de hotel. Sin embargo, el gesto de Marcia delataba que la sorpresa no era de su agrado. Finalmente, Marcia acudió a plató pero no para seguir en su conquista de Rafa sino para abandonar.
Rafa no tenía muy claras las verdaderas intenciones de Marcia ; no se fiaba de la brasileña y quiso ponerle a prueba en su tercera cita, dejándola plantada. El objetivo de Rafa era comprobar el daño que le podía causar este plantón a Marcia, debido a lo interesada que podría estar en él, o por el contrario la poca importancia que le podría haber dado si sólo le interesaran las cámaras.
Después de este plantón, Marcia estuvo sin acudir al programa unos días . Finalmente lo ha hecho y con la cosas muy claras. Pero antes de hacer saber sus sentimientos a Rafa, ambos mantenían una cita.
Cuarta cita de Rafa y Marcia 
La pretendienta estaba sentada en la habitación de un hotel, cuando alguien llamaba por sorpresa a la puerta, una sorpresa no muy grata a juzgar por la reacción que tuvo al ver a su tronista. La cara de la brasileña no irradiaba iluisón ni alegría por volver a verle, sino más bien lo contrario, hasta el punto de que fue Rafa quien se acercó a saludarla y le pidió un momento para hablar a solas.
Ya sentados, lo primero que Marcia decía a su tronista era que debería a aprender a respetar las críticas.Rafa, tomaba la palabra al segundo para explicar su comportamiento: "Quiero que sepas que me he alegrado cuando no has ido a plató. Tengo unas dudas sobre ti que ahora mismo se me han solventado. Me han quedado en realidad cuáles son tus objetivos en este programa. Has mostrado interés en mi y te has comportado como una mujer".
Sin embargo estas palabras no alegraban mucho a Marcia, que se sentía muy dolida por el platón y le hacía saber al valenciano que su estrategia le parece de "cobardes". Esta declaración no sentó muy bien a un Rafa que intentaba disculparse, pero que también hacia gala de su ego: "Yo no quiero que ninguna mujer lo pase mal por mi culpa, pero tampoco quiero pasarlo yo mal por ninguna. Si alguien de los dos lo tiene que pasar mal, que seas tú porque me quiero mucho a mí mismo".
Tras sacar toda su sinceridad, el tronista le pedía a su pretendienta que volviera al programa para que siguiera conquistándole, aunque también entendía que necesitara pensárselo. Algo que Marcia reconocía, al igual que le advertía sobre las demás prentendientas, sobre todo refiriéndose a la que el tronista "más idolatraba", es decir, Irene.
Después de insistirle, Marcia le contaba lo que sabía de los comentarios de Irene: "No ha dicho nada muy malo, sino que estamos todas para pasar el tiempo: 'yo sólo estoy aquí para pasar el tiempo, todas estamos para pasar el tiempo. Si, Irene ya lo sé, pero a mi me gusta Rafa'", así reproducía una conversación que tuvieron las dos pretendientas.
Rafa le agradecía su sinceridad y le hacía saber que le gustaría verla en plató. Tras la cita, Rafa afirmaba que: "La verdad es que me ha demostrado que es toda una mujercita. He sacado dos conclusiones: una que Marcia está por mi de verdad, que quiere conquistarme, y dos, pues que me he llevado una pequeña desilusión con el tema de Irene". Por su parte, Marcia señalaba que: "Tener una cita y que no aparezca, me ha molestado y no sé si volveré, me lo pensaré".
Marcia acude al programa para...
"Yo he venido al programa. Me lo he pensado y no quería venir, pero he venido para decirte que no quiero seguir conociéndote ". La decisión de Marcia era muy aplaudida por todo el público en señal de apoyo a la pretendienta, pero Rafa no podía quedarse atrás y señalaba que él le iba a echar: "Me ha hecho un favor. ¿Tú sabes el peso que me ha quitado de encima? Después de venir aquí la chica, decirle que se vaya a su casa, lo iba a pasar un poco mal". De esta manera, Rafa se quedaba encima de su pretendienta.