Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rafa deja plantada a Marcia: "No voy a acudir a la cita"

Marcia acudió puntual a su cita con Rafa, pero pasaba el tiempo y el tronista no llegaba. Pero tras un largo rato, cuando la pretendienta estaba a punto de desesperar, recibió una llamada de su tronista en la que le decía que no iba a acudir, dejándola compuesta y sin cita.
'A ver Marcia, te comento: no voy a acudir a la cita. Ya que últimamente, como te mosqueas por todo en plató, pues me gustaría que recapacites y que valores las cosas. ¿Vale? Ya hablamos', estas fueron las secas y escuetas palabras que Rafa le dijo a Marcia, sin dejara, siquiera, hablar.
Evidentemente, la pretendienta no se tomó nada bien lo sucedido. Muy ofendida porque 'Me ha colgado en la cara', quiso mandarle un mensaje al chico: 'Mira Rafa, ya está. Quédate con tu chulería. Yo paso de todo ya, estoy harta'.
Marcia, que no salía de su asombro, se derrumbó y rompió a llorar de impotencia, pero se recuperó y dijo que 'Desde que entré al programa es lo mismo, por mí, por mí y por mí. Que todo el mundo está igual. Y yo ya no tengo paciencia, paso. Que le den, ya está. Así de claro'. Muy enfadada, se despidió del tronista para siempre: 'No nos veremos más. Ala Rafa, un besito, cielo'. Y antes de marcharse dejó claro que 'Me voy porque me lo manda él'.
Rafa quiso explicar porqué había tomado la decisión de dejar plantada a Marcia: 'La verdad es que esto es complicado par mí, pero bueno. En esta cita le he dado plantón a Marcia porque es una chica que en plató siempre me tergiversa las cosas o no entiende lo que le digo. Cosas que todas ven bien, ella ve mal. Entonces, no sé que pasa, no sé si es que tenemos un problema de comunicación o, simplemente, esta chica quiere tener su momento en televisión, y eso es una cosa que me perturba la mente'.
Además, el tronista creía que con esto descubriría si las dudas que tenía sobre la pretendienta estaban o no bien fundadas. El chico afirmó que había hecho esto porque 'Yo quiero saber la realidad, no quiero que esté nadie por esta, y por lo tanto, esto va a ser una prueba. Según su comportamiento, ella misma se va a delatar: si para ella no pasa nada, va a plató y lo solucionamos con dos tonterías, pues me va a demostrar que las dudas que tengo sembradas son reales y que lo único que quiere es estar en la tele; y si la chica se enfada e incluso no va a plató y me recrimina algo, lo voy a llegar a entender, y si tengo que pedirle disculpas, lo haré'.
Aunque sabía que podía equivocarse al pensar mal de Marcia, lo que tenía muy claro que no quería era que la chica lo estuviera utilizando, por eso 'Considero que estoy en todo mi derecho porque esto no es un concurso en el que te toque un regalo, aquí se está jugando una relación y conocer a una persona interesante y, por eso, me veo obligado a hacerlo. Si me he equivocado, le pediré mil disculpas, pero si no me he equivocado, aquí está la prueba, mis sospechas aquí están y habrá valido la pena'.