Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Rafa me ha ganado un poquito más"

En esta ocasión la dulzura y encanto del pretendiente más tímido de Meritxell se unieron a la presencia de la madre y la tía del pretendiente en plató. No sabemos si será el elegido pero, Rafa va ganando posiciones día a día. En esta ocasión, la nevada de Madrid se convirtió en una cita casi perfecta.
 
 
 
 
 
Después de disfrutar como dos niños en la nieve, los jóvenes se sentaron en un banco para hablar un poquito de ellos. Fue inevitable que el tema de los piquitos saliera a relucir y que Rafa le mostrara su sorpresa y su felicidad al ser el elegido. "No creo que haya sido para tanto pero, yo me he quedado muy sorprendido", le aseguró el joven.
Parece que el pretendiente actúa como bálsamo tranquilizador para la tronista y sus citas son muy tranquilas y dulces. Rafa quiso que Meritxell supiera que pensaba mucho en ella. "No será tanto", bromeó la salmantina. Según el pretendiente, se acuerda de ella en muchos momentos y hay muchas cosas que le gustaría compartir con ella. "Seguro que no piensas más de media hora al día", le replicó Meritxell que no terminaba de creérselo.
Ambos estuvieron de acuerdo, en que la Navidad hace estragos en los cuerpos y Meritxell le pidió que pensara un poquito más en ella y le preparara una dieta. Petición que Rafa aceptó encantado. Es más que evidente que los sentimientos del aspirante a bombero son sinceros.
Ya en plató, Emma quiso que Meritxell conociera a la madre y la tía de Rafa. La tronista encantada, no dudó en acercarse a las escaleras y comprobar que pensaba la madre de su pretendiente. La madre de Rafa fue sincera y aseguró que su hijo era muy bueno y que ella creía que sus sentimientos eran sinceros. Tanto la madre como la tía del joven se mostraron encantadoras y Meritxell se llevó una buenísima impresión: "Me encantas para mi hijo. Eres guapísima".
Tras este miniencuentro Meritxell no dudó en decirle a todo el mundo: "Rafa me ha ganado un poquito más". Parece que las cosas le están saliendo muy bien al pretendiente más tímido de la rubia.