Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rafa: "No soy de piedra"

Laura estaba dispuesta a todo por conquistar a Rafa, por eso además de defenderlo siempre en plató, quiso escribirle una carta en la que expresaba todo lo que sentía hacía él. El tronista, que siempre iba de duro, se emocionó tanto que aseguró que se le saltaron las lágrimas al escucharla. Además, el tonteo entre ellos no cesó, y entre unas cosas y otras, Rafa terminó asegurando que Laura se lo había ganado tanto que podría ser la candidata perfecta para él.
Nada más encontrarse, Laura entregó a Rafa los dos regalos que le había preparado, el primero era la carta que le leyó cuando llegó al programa para conquistarlo y, el segundo, otra carta en la que expresaba sus sentimientos actuales.
"Sigo pensando que tienes madera de primera, sigo sintiendo que aún mereces la pena, haciendo ruido, callando bocas y a mis ojos, hermoso. Espero estar muy cerca de ti, para mí es un placer y un imposible olvido. Creo que deberían existir más personas como tú en este mundo insconsciente. Sea quien sea la guapa afortunada, digo con la más absoluta convicción que si algo le sobra a Rafa es absoluto corazón", leyó la pretendienta. El tronista, emocionado de verdad, quiso agradecerle el gesto con un gran abrazo.
 
Al tronista le coleaba todavía lo sucedido con Patricia, por eso le explicó a Laura que lo que más le molestaba era que ella sabía lo que había y no lo había aceptado. Además, también le comentó que había otra cosa que no le hacía ninguna gracia: "No quiero que la gente piense que está todo el pescado vendido", aseguró.
 
El tonteo entre ellos estuvo presente durante toda la cita, por esoLaura, que estaba dispuesta a todo por conquistar a Rafa, le repitió algo: "Yo he venido a por ti, aunque suene cursi", dijo. La pretendienta le comentó que, de todas sus pretendientas a quien más veía como una rival era a Raquel. El tronista le dio la razón pero le dijo que si eso era así no era por lo que la gente comentaba sino porque como mujer "Puede compaginar muy bien conmigo", le aclaró, para después despedirse con un largo y cariñoso abrazo.
 
 
Tras la cita, Laura explicó que la carta le había servido para poder expresar con claridad sus sentimientos. La chica añadió que no entendía los ataques que Rafa recibía constantemente: "Yo creo que tiene una parte muy buena y la gente no está interesada en eso", aseguró. Rafa se había quedado encantado con Laura: "Sus palabras de apoyo me han llegado al corazón, incluso se me saltaron las lágrimas", y añadió: "No soy de piedra, Laura me ha ganado. Hoy por hoy, puede ser una de las candidatas perfectas", concluyó.