Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rafa: "Si cuando estoy de tronista pones un pie en plató y te mando a casa de tu madre"

Oliver y RebecaTELECINCO.ES
En la Plaza de las Ventas y con la firme intención de salir por la puerta grande, Rebeca esperaba a que llegara su tronista. Un tanto nerviosa ante su primera cita con Oliver, la pretendienta no quería perder la oportunidad de conquistarle y conseguir que éste sólo fuera el primero de muchos encuentros inolvidables pero el tronista no salió convencido y aseguraba que su chica no le había transmitido nada. Afortunadamente, el paso del tiempo desde la cita y la actitud de Rebeca en plató han inclinado la balanza a su favor y ha conseguido que Oliver la de una segunda oportunidad. Sin embargo, lo que no sabía Rebeca era que el toro más bravo al que se iba a tener que enfrentar era Rafa Mora, al que no gustó un comentario de la pretendienta durante la cita y que arremetió contra ella en plató.
Abrazados y un tanto nerviosos, Oliver y Rebeca paseaban junto a la Plaza de las Ventas en su primera cita. Decididos a hacer una gran faena, la pareja charlaba animadamente por los aledaños de la plaza e iniciaban un primer acercamiento en el que Rebeca se daba a conocer y le hablaba a Oliver de su faceta solidaria.
Interesado por la decisión de su pretendienta de acudir al programa a encontrar el amor, Rebeca explicaba cómo hizo el casting cuando Rafa estaba de tronista. Sin embargo, ella sabía que ese no era su momento. "y el torero era un poco mayor. Toño no me gusta. Yo necesito a alguien que me asiente y me haga madurar", le decía haciendo un guiño a su tronista, que miraba sonriente a la chica. Rafa no me gusta con su personalidad
Rebeca llevaba la voz cantante en la cita y ante la atenta mirada de su tronista no desaprovechaba la oportunidad para dejar claro lo mucho que le gustaba. "Físicamente me has gustado y espero conocerte, ver tu interior".
Satisfecha con el desarrollo de la cita, Rebeca se despedía de su tronista esperando el reencuentro en plató y anhelando una nueva cita, sin embargo, Oliver no había disfrutado tanto del encuentro y no tenía clara la continuidad de Rebeca en el programa. "No me ha transmitido mucho. Durante estos días pensaré porque no quiero hacer perder el tiempo a nadie y si tenemos otra cita."
Ya en plató, Rebeca, aunque dando por perdida la batalla,  intentaba justificarse. "Estaba muy nerviosa. Estoy sacando fuerzas de donde no las tengo. No me lo esperaba pero a todo el mundo no le puedes gustar", decía resignada y pensando que esta sería su última aparición.
Sin embargo, la fortuna sonreía a Rebeca. Su carácter participativo, su interés por Oliver y su comportamiento en plató han convencido al tronista que la miraba sonriente y pedía a su chica que s quedara. "La cita fue hace dos semanas y no me transmitió nada pero ahora he visto que ha prestado mucha atención, ha participado más, la he visto más involucrada... Prefiero que se quede", ha confesado el tronista, que ha conseguido que Rebeca se levante espontáneamente para abrazarle.
Rafa se da por aludido y se enfrenta a Rebeca
Dolido en su ego por el comentario de Rebeca durante la cita, Rafa respondia a la pretendienta y aseguraba que si no acudió a conquistarle era por miedo al rechazo. "A todo el mundo le gustan los ferraris pero algunos no pueden comprarlos. Si cuando estoy de tronista pones un pie en plató y te mando a casa de tu madre. A lo mejor te daba miedo venir porque sabías que te iba a mandar en casa".
Sorprendida ante la reacción del ex tronista, Rebeca tomaba la palabra y daba a Rafa donde más le duele. "Serás muy guapito pero ¿dónde te dejas el cerebro?", le respondía irónica mientras el ambiente se caldeaba en plató y nadie era capaz de frenar la disputa en la que ambos se habían enzarzado.
"Yo tengo una oposición, tengo una casa pagada... ¿Tú tienes algo?", le decía un Rafa cada vez más enfadado al comprobar que la pretendienta hacía caso omiso a sus preguntas y daba por zanjada la polémica. "No tengo por qué hablar con una persona que se ha dejado el cerebro fuera de aquí", terminaba Rebeca que ha conseguido conquistar aún más a su tronista. "No ha perdido los papeles y sigue siendo educada. Me ha gustado."