Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rafa: "Yo, una virgen no"

El encuentro de Saray y Rafa se centró en comprobar cómo sería su relación si salían juntos del programa y salían de la cita contentos ya que se mostraban de acuerdo en todos los puntos de conflicto que podían alejarles como la distancia o la importancia de la familia. Sin embargo, el momento más tenso (y cómico) llegó cuando se empezó a dudar sobre la vida sexual de Saray dando a entener que, quizá, no hubiera estado aún con ningún chico pero la pretendienta se apresuró a desmentirlo para alivio del tronista.
Tanto Rafa como Saray esperaban con muchas ganas esta cita. La pretendienta había preparado un vídeo a Rafa con todas sus fotos y, mientras, él se encaminaba hacia el encuentro de Saray muy emocionado. Ambos querían continuar descubriendo cosas del otro, y lo consiguieron. Viendo el vídeo de Saray, recordaban los mejores momentos vividos en el programa. Sin duda, Saray le había puesto mucho sentimiento al regalo y Rafa supo cómo apreciarlo.
Se nota queya que el tronista quiere saber cómo sería su relación con Saray si la eligiera a ella. Para Rafa, la familia tiene una importancia vital por lo que no se iría de Valencia, a lo sumo, se desplazaría de vez en cuando hasta Madrid. Sin embargo, este punto no pareció desilusionar a la pretendienta quien entendía el punto de vista del tronista e incluso se mostraba dispuesta a ser ella quien fuera a Valencia, "si estamos ilusionados, claro que me iría". la final está cada vez más cerca
Además a Rafa le gusta que Saray haya tenido una relación seria (duró tres años) ya que él no busca una relación esporádica sino algo duradero y necesita saber que la pretendienta es capaz de tener una relación duradera.
La cita acabó con un momento especial para ambos ya que Saray iba a despedirse con dos tímidos besos pero su tronista la acercó para poder abrazarla largamente, un gesto que Saray apreció: "Siendo así de cariñoso, me da coraje que la gente vea su lado malo". Ambos se mostraban contentos, el único punto que podría haber provocado un conflicto entre ellos era el de la distancia y para Saray no es un problema "es lógico que él no quiera moverse de su tierra, somos nosotras las que hemos venido a conocerle a él", explicaba la pretendienta a las cámaras.
Una vez en plató, Emma quiso que Saray contara su historia con su novio pero a ella no le parecía apropiado y Rafa quería saber qué había ocurrido entre sus pretendientas y en su ex. Sin embargo, el punto más polémico llegó con la intervención de Virginia quien explicó que parecía que Saray quería un novio "para ir al cine, para cenar...", pero nada más. De ahí, comenzaron las dudas acerca de la vida sexual de Saray, como explicaba Emma García: "Creo que Virginia cree que tú todavía no te has estrenado", pero la pretendienta replicó rauda: "Qué va, qué va... yo con mi novio un montón de veces", lo que despertó la sonrisa de Rafa que le dedicó un abrazo y explicaba: "A lo mejor soy chapado a la antigua pero una virgen, yo no".