Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Raquel para los pies al valenciano

La segunda cita de Raquel y Rafa nos mostró algo que no habíamos visto nunca: a un Rafa nervioso y asustado ante la reacción de su pretendienta preferida. Parece que en esta ocasión, el valenciano aprendió que no se puede hablar de las tetas de una mujer con tanta ligereza.
Le podías haber dicho que no querías seguirla conociendo y ya está
 
 
 
 
Parece que esta vez, el valenciano esta realmente enganchado a una de sus pretendientas y que se ha cruzado con una rubia que no va a permitir que la traten como un objeto sexual.
 
Los minutos iban pasando y Patricia se había convertido en la protagonista de la cita. Algo que no le estaba gustando demasiado a ninguno de sus protagonistas reales. "Vamos a cambiar de tema", sugirió el valenciano. Una decisión acertada que se convirtió en un gran error tan solo unos segundos más tarde. "Qué tetas más grandes tienes", comentó en tono irónico el valenciano. La cosa se había torcido.
Ante esta declaración, Raquel se enfadó muchísimo y le aseguró que ella no iba a soportar ese tipo de comentarios y mucho menos que perdieran su tiempo hablando de Patricia y del tamaño de sus tetas: "Yo sé como son mis tetas las veo cada día". El enfado de Raquel llegó a tanto que estuvo a punto de abandonar la cita. Mientras, Rafa se quedó como un niño asustado intentando conseguir que su chica preferida cambiara de opinión. Nunca habíamos visto a Rafa así, ni tampoco le habíamos oído disculparse con tanto pesar.
Pero, ninguna se resiste a los ojos del Ferrari del amor y lo que podía haberse convertido en una pelea sin reconciliación, terminó con un abrazo entre ambos. Raquel lo tiene muy claro: "Me voy a ir de aquí cuando tú me eches o cuando salga contigo del brazo". Los ojos de Rafa volvieron a brillar.