Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Raúl pide a Elsa que se cambie de bando, pero a ella le gusta Oliver

Elsa dejó el listón muy alto en su primera cita con Oliver, quizá por eso el segundo encuentro entre la pareja no fue todo lo bien que esperaban. Elsa tenía un mal día y dejó un poco decepcionado a Oliver. Aprovechando que surgieron dudas en torno a la relación de Elsa y Oliver, Raúl Morgado comentó que la pretendienta le gustaba mucho y que no le importaría que pasara a conquistarlo. Pero Elsa tenía las cosas claras: Llegó al plató para conquistar a Oliver y no tenía ojos para otro.
Elsa había prometido a Oliver que en su segunda cita le iba a dar un masaje espiritual, pero hubo un pequeño cambio de planes. La pretendienta prefirió esperar a que hubiera un tercer encuentro para demostrar sus dotes como masajista. Aprovechó esta cita para hablar en el tronista.
La pareja aprovechó para hablar sobre Jenni. Elsa se había mostrado un poco enfadada con Oliver porque prestaba demasiada atención a la catalana. La pretendienta comentó que se puso un poco celosa al ver que el campeón de Taekwondo . Oliver le explicó que con Jenni no tiene nada especial: "Es una chica que sabe jugar muy bien sus cartas y sabe como hacer para llamar mi atención". sólo tenía ojos para Jenni y no entraba al juego de miradas con ella
Oliver también le habló de Zaira y le comentó que le gustaba porque es una chica un poco tímida que se esfuerza por captar su atención. Pero el tronista también tuvo buenas palabras para Elsa y le comentó que lo que le gustaba de ella era que tiene mucha personalidad y que no tiene cambios de humor.
Una vez en plató hicieron balance de la cita y la verdad es que no fue precisamente positiva. Oliver comentó que había visto muy fría a Elsa durante la cita. "Estuvo un poco sosa", añadió. Ella le dio la razón. Comentó que había tenido un mal día, que había estado enferma y había tenido mucho trabajo y por eso estuvo poco receptiva. Elsa le aseguró a su tronista que no ha perdido la ilusión por él. Para demostrárselo tuvo tenía un detallito para él: Le preparó un tiramisú porque "en la cita no había sido demasiado dulce".
Aprovechando la crisis que parecía atravesar la pareja Miriam hizo una confidencia. Aseguró que Raúl corroboró lo dicho por la consejera del amor diciendo que Elsa le gustaba. Raúl Morgado le había echado el ojo a Elsa.
Oliver no quiso decir demasiado sobre el asunto. No quería atar a su pretendienta a la silla y decidió que fuera ella la que eligiera si quería cambiarse de bando. A Elsa le sentó muy mal que Oliver no se pronunciara: "Me parece que es una forma sutil de darme boleto", comentó.
Como Oliver seguía sin dar su opinión sobre el tema fue Elsa la que dejó las cosas claras. No quería cambiarse de bando, ha venido a conquistar a Oliver y, si él se lo permitía, seguiría haciéndolo. "No me ha dado tiempo de pensar en otra persona que no seas tú", concluyó Elsa.