Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Raúl desconfía de Naty: "¿Te liaste con un chico cuando ya sabías que ibas a pretenderme?"

Raúl y Natalia disfrutaron de su quinta cita al más puro estilo Oliver: bajo el agua y rodeados de burbujas. La temperatura subió tanto que no sabemos si las burbujas fueron producidas por lo caliente que salía el agua o porque la calentaran ellos. Más tarde, ya en plató, la temperatura se mantuvo bastante alta, pero no por la tensión sexual. Raúl tenía dos preguntas que hacerle a su pretendienta, y eran bastante comprometidas.
Cuando Natalia entró al programa, y saludó a Oliver, la pretendienta se quedó extrañada, y confesó que sólo se habían visto un par de veces y que mantenían una relación cordial pero sin ningún agravante. Raúl no puso inconveniente a esa situación y aceptó que Naty entrara finalmente. Sin embargo, el tronista ha podido acceder a unas fotografías en las que se les ve a los dos, junto a más personas, en una discoteca. La pretendienta ha aclarado que ha coincidido con Oliver porque trabajaban en bares próximos de la misma localidad. "A mi me gusta hacerme fotos, y me las hice con él como me las podría haber hecho con cualquier otro. No significa nada", ha aclarado Naty.
Sin embargo, este sólo era el principio, ya que había otra duda, mucho más importante, que el tronista quería resolver con su pretendienta. Muchos son los rumores que llegan sobre los participantes del programa, muchas de ellas sin fundamento, pero Raúl sí que ha querido hacerse eco de uno de ellos. Aún así, tal y comon ha reconocido, "lo pregunto porque no le doy toda la credibilidad". Según le ha llegado al pianista, Naty podría haberse liado con un chico cuando ya sabía que iba a entrar al programa a pretenderle.
La pretendienta ha reconocido que no ha salido de ningún convento, y que, durante toda su vida, ha tenido muchos líos de una noche, pero no cuando ya sabía que iba a concursar en MYH. Y es que, según ha confesado, el programa avisó a la pretendienta de que había sido seleccionada sólo dos días antes de su entrada en el plató, y que no hubo tiempo material para que nada de eso ocurriera. Naty comprende que Raúl desconfíe de ella, ya que no se conocen del todo. "Lo entiendo, pero no me gusta", ha sentenciado la pretendienta.
Aparte de haberse liado con un chico, Naty podría haberle dicho a éste que Raúl no le gustaba en realidad. Ante eso, la pretendienta ha aclarado que no entró al programa enamorada del tronista, y que a día de hoy tampoco lo está, pero que sí que entró por él, y que cada vez le gusta más.