Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Raúl expulsa a Ágata porque no siente nada

Después de que Charo acusara a Ágata de ir al programa a promocionarse, y después de la expulsión de la primera, la relación entre Raúl y la pretendienta se había enfriado. La pareja tuvo una cita en la que hablaron e intentaron recuperar la confianza perdida, pero Raúl lo tenía claro y aseguraba no sentir nada por ella. Su expulsión ha causado varias lágrimas en el bando de las pretendientas de Oliver debido a la buena amistad que había surgido entre ellas.
La pareja tuvo una mini cita para intentar recuperar esa confianza, arreglar las cosas y hablar de todo lo sucedido.
Antes del encuentro . Lo primero por lo que se interesó el tronista era por si Agata seguía con ganas de seguir conociéndole, pero ella lo tenía claro y aseguraba que tenía muchas y para demostrarlo le quiso hacer un regalo. La pretendienta afirmaba ser una mujer tranquila y paciente que se mostraba poco a poco, lo cual podía resultar un inconveniente para ella. Raúl quería ser sincero, y reconocía que otras chicas estaban avanzando más rápido que ella, pero Agata prometía que se iba a dar más a conocer para conseguir alcanzarlas. Pero Raúl se fue de la cita diciendo que tenía que pensar en todo ello. Raúl reconocía que iba a ser una cita resolutoria, puesto que la situación entre ellos se había enfriado y distanciado
Después de ver su encuentro Raúl ya tenía las cosas claras. Afirmaba que había dado más importancia en descubrir si era Charo o Ágata la que mentía, que en ver si realmente le gustaba o no. "Creo que no siento nada por ti, porque sólo pienso en lo otro", decía Raúl muy sincero. Aunque aseguraba que no ponía en duda su versión ya no podía verla como una futura pareja.
Agata, apenada por la noticia, reconocía que no se lo esperaba y que le había pillado por sorpresa. Pero antes de salir del programa la pretendienta quiso cantar una canción de despedida de Maria Carey que mostraba lo que sentía en esos momentos, y que emocionó de sobre manera a las pretendientas de Oliver que se levantaron para acompañarla en esos duros momentos. Todas estaban de acuerdo en que era una persona espectacular y en la que se podía confiar, y aseguraban que la iban a echar en falta. "Yo me llevo vuestra amistad, y para mí eso es lo que más vale", decía Ágata defspidiéndose de sus compañeras.