Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ricard pierde la confianza en Samira y se va

El error que Samira cometió con Victor sigue trayendo cola. La tronista tuvo una cita con todos sus pretendientes para que le contaran que pensaban de todo lo sucedido. La cita no fue todo lo bien que Samira esperaba. En vez de aclarar las cosas, las dudas de los pretendientes se acrecentaron. Al final, Ricard decidió que no podía perdonar que su tronista incumpliera las normas del programa y se fue.
Desde que Samira confesó que se había dado un par de besos con Víctor en una discoteca, su relación con sus pretendientes estaba prendiendo de un hilo. La malagueña ya había pedido perdón, pero quería saber que sentían sus pretendientes después de conocer todo lo que había pasado. 
Samira pidió esta cita para poder hablar con sus pretendientes tranquilamente. Quería saber qué se les pasaba por la cabeza después de enterarse de que había incumplido las reglas del programa. Los pretendientes querían pedirle explicaciones a Samira.
En el encuentro entre pretendientes y tronista la tensión se podía cortar con un cuchillo. Todos los pretendientes tenían un punto de vista muy parecido. Querían saber qué hubiera pasado si ellos se hubiesen liado con una chica. Samira no supo que contestarles:"La podría haber liado y podría haber dejarlo pasar", respondió.
Samira, que quería dejar las cosas claras con esta cita, les contó a sus pretendientes que era lo que pensaba de ellos. El único que salió bien parado fue Cristian. Comentó que de Nacho y de Rircard se fiaba muy poco. A Rubén no lo conocía demasiado por lo que no tenía fundada una idea de él en la cabeza, y en Ander no terminaba de confiar del todo.
Después de una larga conversación,. El resto de pretendientes no entendieron que hablara a solas con él. Sintieron que la decisión de Samira ya estaba tomada, que el único que le gustaba era el extremeño. Samira decidió llevarse a Nacho y tener una conversación a solas con él
Mientras veían por un cristal como transcurrían la cita de su tronista con Nacho, los pretendientes recapacitaron y se dieron cuenta de aunque Nacho no jugara con ventaja, no se iban a dar por vencidos. Aunque todos salieron de la cita con esta intención, al llegar al plató las cosas cambiaron un poco.
Los pretendientes, tras ver la cita, criticaron la actitud que Samira había tenido con ellos . Se sintieron como si hubieran sido ellos los que cometieron un error. Ricard fue sin duda el que más enfadado se mostró. Aseguró que la actitud que Samira había tenido con ellos le había recordado a la de Meritxell, su anterior tronista: "Se ha comportado como  Meritxell, encima de hacer algo malo se pone a la defensiva".
Además Ricard tenía algo más que decir. Aseguró que Samira había ido a la famosa discoteca a la que había asegurado que no iría. Además aseguró que Samira tenía el teléfono de Rafa. Ricard había perdido toda la confianza en Samira.  Muy enfadado con su tronista, decidió irse.