Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosana: "Quizás me tachen de soberbia"

Sin perder la sonrisa en ningún momento y volviendo ha hacer gala de su sinceridad y de su forma de ser, Rosana quiso dejar un mensaje para Germán antes de abandonar definitivamente el programa.
 
 
Rosana le dijo que no consideraba que Oana fuera su mujer ideal porque con ella se aburriría y además, hizo ilusión a los rumores que han surgido en el plató sobre su vida privada. Respecto a Nikka, aseguró: "Es una bomba de relojería" Ya la pretendienta asegura que cuando dos personas son tan iguales esa relación no pudo salir bien.
 
Tras escuchar el mensaje de la primera expulsada, Nikka quiso guardar silencio y no responder a sus palabras ya que asegura que no volverá a hablar hasta que no tenga pruebas para argumentar sus palabras.