Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Samira a Silvira: "Tienes rollito lagartona"

En su segunda cita, Germán y Samira fueron a una bruja para que les leyera el futuro y les aseguró que mantendrían una estupenda relación, de amor o de amistad, una vez que finalizara el programa. Pero la bruja se olvidó de una cosa: de prevenirles de la trifulca que se montó en plató cuando Miriam Sánchez pilló a Germán y a Ander cruzando miradas con las aspirantes a tronistas.
El encuentro entre Germán y Samira fue muy tranquilito. El argentino decidió llevar a la tronista a una bruja para que viera que les deparará el futuro. La pitonisa les comentó que los dos tenían un gran corazón. También les aseguró que van a seguir teniendo contacto dentro y fuera del programa. Los dos se quedaron muy sorprendidos tras su encuentro con la bruja. Germán aseguró que "dio en el clavo" con sus predicciones. Samira salió de la cita con las ideas un poco más claras. "Germán no me termina de convencer en el sentido de que no siento maripositas en el estómago", confesó la tronista.
Samira tenía que haberle preguntado a la bruja sobre cómo iba a ser su próximo día en el plató de 'Mujeres y hombres' para que lo que sucedió no le hubiera pillado de improvisto. Después de ver la cita entre Germán y Samira, Miriam hizo una confidencia:. Los acusados desmintieron rotundamente que estuvieran interesados en alguna de las chicas. Pero a Miriam no la convencieron: "Con el tiempo se verá mejor". "Ander y Germán cruzaron miradas pecaminosas con algunas de las candidatas a tronistas"
Viendo el panoramaSamira volvió a decirles a sus pretendientes que si les gustaba alguna otra chica podían decirlo y pedir el cambio, pero parecía que todos se sentían a gusto con su tronista. Mientras los pretendientes afirmaban que les gustaba Samira, Silvia Sicilia comentó de forma irónica: "Todos lo tienen claro". A Pipi no le gustó la picardía con la que Silvia hizo este comentario y le pidió que aclarara que quiso decir con esas palabras.
Silvia comentó que quería saber si estaban seguros de querer seguir sentados en el bando de Samira porque si llega a ser tronista le gustaría pedir a alguno de los pretendientes. La canaria confesó que puso ojitos a algún chico del otro bando y que él le contestó con la mirada.
A Samira no le gustó nada lo que estaba pasando aunque ya sabía que cuando las aspirantes a tronistas se sentaran en plató iba a haber ese "rollito lagartón". "Aún no estás sentada en el trono y ya estás intentando robar a los niños", le comenta. "Rollito lagartona no pero rollito que has venido a cazar lo que puedas probar sí", comentó Miriam. Silvia se alteró mucho al escuchar estas críticas y se excusó diciendo que siempre ha dicho que quiere pedir a Mikel y a Ricardo si se sienta en el trono.
A Samira no le pareció bien que Silvia estuviera tan segura de que se iba a sentar en el trono y le recordó que aún no se había decidido nada. Samira perdía los nervios por momentos. Silvia empezó a llamar “niñata” a Samira y Samira "lagartona" a Silvia.
Cuando la sangre estaba a punto de llegar al río Laura, otra de las aspirantes a tronistas, quiso intervenir. Reprochó a Samira que metiera a todas las candidatas al trono en el mismo saco y aseguró que algunas venían al plató a buscar el amor y no a sentarse en el trono. Pero Laura también rompió una lanza a favor de Samira: "hay gente que viene en busca de fama y protagonismo; Silvia lleva todo el programa hablando y hablando".