Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Samira cae rendida ante los encantos de Juan

La primera cita entre Samira y Juan les dejó muy buen sabor de boca. El pretendiente se mostró tranquilo y suelto, algo que a la tronista le gustó mucho. La malagueña quiso saber si Juan había ido a 'Mujeres y Hombres' por la experiencia o por ella y la respuesta del madrileño, que por supuesto le contestó que estaba ahí para salir con ella de mano, hizo que Samira tuviera claro que quería continuar conociéndolo.
Juan acertó en su primera cita llevando a Samira a una tetería , ya que es uno de sus lugares favoritos. Una vez allí y mientras degustaban unas frutas y una cachimba de sabores, la tronista comenzó su cuestionario. Lo primero que quiso saber la malagueña fueron los motivos que habían llevado a Juan a ser su pretendiente. La respuesta del madrileño fue que, a parte de su físico, le había llamado mucho la atención que una chica de su misma edad estuviera buscando pareja estable.
 
La malagueña quería saber más sobre Juan y él le contó que después de un tiempo trabajando había decidido retomar los libros con la intención de estudiar nutrición. Samira escuchaba con atención las palabras del madrileño pero no podía ocultar los nervios de la primera cita, todo lo contrario al pretendiente quien se mostró bastante suelto y desinhibido, "Me siento como si estuviese en mi casa", aseguró Juan.
 
Samira le preguntó también qué es lo que más le había llamado la atención al verla y el pretendiente le contestó que sus ojos lo habían dejado prendado. Juan aprovechó la tesitura para indagar un poquito en los gustos de su tronista, lo que más le interesaba saber fue cómo le gustan los chicos a la malagueña. "Sinceros, cariñosos y guapitos, como tú", respondió la tronista.
 
Volviendo a su cuestionario, Samira quiso despejar una duda. La malagueña quería saber si Juan estaba más interesado en vivir la experiencia en el programa o realmente quería conquistarla. "Me gustaría encontrar el amor, llevo bastante tiempo solillo y, aunque creo que es una buena experiencia, me encantaría poder llegar a tener una relación", contestó el pretendiente. Además, el madrileño añadió que para conseguirlo lo primero que haría sería ofrecerle su amistad y su cariño, ya que quería demostrarle que detrás de su apariencia de "macarra" había un osito de peluche.
Tras la cita, Juan se mostró contento e ilusionado: "Me ha gustado como me ha tratado y me parece bastante interesante". Samira comentó que le había llamado mucho la atención la seguridad, la sinceridad y la soltura de su pretendiente, quien había logrado convencerla de que está en el programa para conquistarla. "Poco a poco iremos cogiendo más confianza y vamos a intentarlo", concluyó la tronista.