Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Samira se va entre los abucheos del público

Después de que Víctor contara lo que realmente pasó entre él y Samira, la tronista había perdido toda la credibilidad que tenía. Se sentó en el trono exigiendo sinceridad a sus pretendientes y fue ella la primera en incumplir las reglas del programa. En el plató ya no quedaba nadie que confiara en Samira, entre abucheos le pidieron que se fuera. Pero la malagueña quería seguir sentada en el trono. Sus pretendientes decidieron levantarse e irse, ya no confiaban en ella. Aunque no tenía pretendientes y todos querían que se fuera, Samira seguía en sus trece: había pedido perdón y no quería abandonar el trono. Al final, fue Emma la que le tuvo que pedirle directamente que se fuera.
Después de conocer todas las versiones de lo que realmente había pasado entreSamira y Víctor, llegó la hora de decidir que hacer con la tronista. Los pretendientes, que escucharon atentamente todas las versiones dadas en el plató, creían a Víctor. Sabiendo que los chicos ya no confiaban en su tronista, Emma le dio libertad a Samira para que decidiera si quería continuar en el trono. La malagueña lo tenía claro, había pedido perdón y no tenía por qué irse.
Los pretendientes estaban seguros de lo que querían hacer. Cristian comentaba que él estaba dispuesto a perdonar un error, pero se iban sucediendo y ya no confiaba en la tronista. Ander tampoco se fiaba de Samira. "Yo no me veo con ella de la mano", comentó Rubén. Nacho : "Si ella se queda en el trono yo me voy".
Todos en el plató le recomendaban que se fuera ella, pero . A la tronista aún le quedaba algo por hacer antes de que sus pretendientes se fueran. "Aún no hemos sacado todo lo que Tamara y yo tenemos que sacar". Emma le pidió que no jugara con ambigüedades y que contara todo lo que tuviera que contar.

Fue Tamara la que hizo la confidencia. . Tamara aseguró que el extremeño había pasado la noche con esta chica y que podría demostrarlo porque Natalia tenía el neceser del pretendiente. Nacho, atónito, lo negó. Rubén apoyó a su amigo, diciendo que Nacho, Cristian y él se habían ido juntos a dormir al hotel. Al ser aludido Cristian negó la versión de Rubén y aseguró de que Nacho siguió de fiesta con Eric, mientras el gallego y él se fueron a dormir. Samira seguía en sus trece, quería quedarse a toda costa Habían pillado a Nacho en el baño de una discoteca con una chica llamada Natalia
Emma no daba crédito a lo que estaba pasando en el programa. De Nacho y de Samira no habían dejado de salir cosas. Emma quería sinceridad y zanjar el tema de Samira de una vez por todas. Para ello les preguntó a los pretendientes qué querían hacer.
Nacho se levantó y se fue diciendo que Samira era buena chica y deseándole que pudiera encontrar el amor. Ander optó por lo mismo: "Vine a enamorarme y creo que con Samira ya no va a poder ser". . No confiaban en la tronista y viendo que ella no tenía la iniciativa de irse fueron ellos los que se levantaron. Se iban, pero creían que era ella la que tenía que abandonar el trono. Samira se quedó sin pretendientes, pero a ella no le importaba: "Si no confiáis en mí iros y que entren chicos nuevos", le comentó la tronista a Rubén. Cristian y Rubén se quedaron sentados sin saber que hacer
En el plató . Los pretendientes no habían hecho nada y veían injusto que se fueran. La tronista no tenía intención de dar su brazo a torcer y hacía oídos sordos a los consejos de Pipi y Miriam, que le recomendaban que se marchara del programa con dignidad. A la tronista tampoco le importaban los abucheos y los gritos del público. Todos querían que Samira se fuera, pero ella no iba a renunciar al trono: "El programa no me ha echado, hoy iba a hacer limpieza de pretendientes e iban a entrar chicos nuevos para conquistarme". todos querían que fuera Samira la que abandonara
Samira estaba sola. No contaba con el apoyo de nadie. En el plató no daban crédito de lo que estaba pasando. ". Como ella no tenía intención de irse y nadie quería que se quedara, . A Samira le falta encadenarse al trono", comentó Pipi Emma optó por pedirle directamente que se fuera
Samira no era capaz de entender por qué tenía que marcharse, pero no tuvo más remedio que irse, muy a su pesar, por la puerta de atrás. Maite, que acababa de sentarse en el trono, no entendía como Samira había llegado a esa situación: "Se ha ido por la puerta de atrás y dejando que todos los pretendientes la pusieran en evidencia. Tenía que haberse comportado como una señora".
Samira ha dejada un trono libre. Habrá que esperar para comprobar si la chica que la remplaza como tronista es capaz de cumplir las normas.