Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un San Valentín sin Cupido

Soraya eligió a Javi Aranda para tener una cita muy especial en San Valentín, sería el elegido para la última cita que tuviera la tronista antes de tomar la decisión final. Pero el catalán no supo aprovechar su oportunidad y la cita "fue desastrosa", como ha dicho la madrileña.
Los dos llegaron al lugar de encuentro muy ilusionados, Javi recibió a Soraya en la puerta con un gran ramo de rosas y una fachada impecable, el momento lo merecía. Antes de comenzar la cena, el chico dice "espero que ella quiera tener planes de futuro conmigo" . Una actitud muy optimista que pronto se vió truncada.
La pasividad de Javi ante las preguntas de Soraya y lo parco que se mostró en sus palabras hicieron que la tronista intuyera que algo no iba bien. "¿Tú estás bien aquí hoy ?", se atrevió a preguntar. La tensión se palpaba en el ambiente, y los silencios además de incómodos se hacían interminables. "Tú vas de lista", le soltó ante el bombardeo de preguntas. Con mala cara le espetó "¡Déjalo!".
Viendo que la situación no mejoraba, Soraya decidió parar la cita y pidió dejar de grabar. Más tarde se produjo un acercamiento que parecía solucionar todo lo acontecido. El pretendiente le lee unas palabras que había escrito para ella y finalmente le propone pasar la noche con él en una habitación del hotel que él mismo había reservado. Soraya dice que prefiere esperar a conocerse fuera y "que surja". Javi lo entiende, "me parece coherente".
Y cuando todo parecía haberse arreglado con unos besos,  Javi vuelve a la carga. "De buena pareces tonta", una frase que la madrileña no esperaba y que por su reacción no le hacía ninguna gracia. Él le confiesa que piensa que es demasiado inocente y cuando Soraya se defiende de ello, él le dice "me extraña que no te hayan tomado el pelo". Con esta actitud de Javi, Soraya da por finalizada la cita.
Mientras que Javi, se mostraba algo preocupado y reconocía notar cierta desconfianza por parte de Soraya, aún la considera una excelente persona. Sin embargo, Soraya, volvía a casa cabizbaja, "no sé que le pasaba, he salido desilusionada".
Una vez vista la cita en plató, Javi ha querido explicar el por qué de su reacción. El chico se excusa diciendo que "era un mal momento". Ya venía enfadado de antes porque había hablado con su familia y le habían dicho que nadie vendría a Madrid, a la final del programa. Además, las continuas preguntas de Soraya sobre los planes de pareja parecen agobiar al catalán y piensa que desconfía de sus sentimientos.  Además, ella también le defiende ante las críticas, "él estaba mal y le agobiada todo, pagué yo el pato".
Aún así, muchos de los presentes en en plató consideran que se trata de la primera pelea de enamorados. Otro de sus pretendientes Javi , defendió a su tocayo, "si te importa alguien, peleas, peleas". Parece que no es el único de sus compañeros que apoya al empresario, porque todos han mostrado una buena actitud hacia él. Y aunque muchos no confían en su realción, otros les han dado todo su apoyo como Carmen, amiga de Soraya, "yo creo en los flechazos". Y la tía de Javi, Rosario, que ha vivido con su marido un matrimonio de 20 años que empezó en 20 minutos.