Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sandy no aguanta la presión: "En el programa me siento cohibida, no soy como quiero ser"

Sandy está sentada en la silla de pretendienta porque . La chica, dudándolo un poco, decidió acceder a la petición del tronista y entró al programa para pretenderle. Sin embargo, a Sandy siempre se le ha visto una actitud radicalmente opuesta a la que nos tienen acostumbrados las demás pretendientas. Con bastante timidez y sin entrar al trapo en ninguna polémica, Sandy ha aguantado carros y carretas. Raúl , después de conocerla en la calle, pidió que entrara
Y la última estocada ocurrió en el anterior programa cuando de mantener contacto fuera del programa y en contra de las normas del mismo. Sandy ofreció su teléfono móvil sin ningún reparo para que todos los presentes en el plató comprobaran que todo era falso. Alicia y Elsa abandonaron y todo pareció haberse quedado ahí. Sin embargo, . Alicia y Elsa le acusaron a ella y a Raúl para Sandy, que ya no estaba cómoda del todo, esta polémica le afectó más de lo que se podía imaginar
En su tercera cita con Raúl, que tuvo lugar antes de toda la polémica, Sandy aún podía sobrellevar la situación y se mostró ilusionada y con ganas de seguir conociendo al tronista. Raúl también confesó que con Sandy conseguía pasárselo genial y llegó a afirmar que le transmitía dulzura y ternura. Incluso se permitieron entrar en temas sexuales y Raúl bromeó acerca de la posibilidad de que resultara un desastre en la cama. Sandy entró en el juego: "No te preocupes que yo te educaría".
Pero el tiempo pasó y ambos tuvieron otra cita, la cuarta, el mismo día que Elsa y Alicia les acusaran de violar las normas del programa. Con la resaca de la polémica,. Raúl, consciente de su culpabilidad, reconoció que no podía pedirle que se quedara. Sin embargo, la pretendienta le tranquilizó: "No he dicho que me vaya a ir". El madrileño se sintió aliviado y aseguró que tenía todas las fuerzas del mundo para seguir conociéndola. ambos intentaron pasar página pero Sandy ya estaba tocada
Pero con un fin de semana de por medio y con la cabeza fría, y, aunque en las citas parecía querer seguir adelante, la situación le ha podido. La pretendienta ha asegurado sentirse cohibida por las cámaras y ha reconocido que, en esta situación, no es del todo ella. "No consigo desenvolverme igual que en otras circunstancias". Pero por si esto no fuera suficiente, Sandy ha confesado que esá teniendo problemas personales y que eso no le ayuda. Raúl, por su parte, ha seguido reconociendo su parte de culpa: "No puedo pedirte que sigas". la presión ha parecido poder con Sandy
Raúl: "Tengo una pregunta para ti, señorita Scherezade"
El tronista también lucía un semblante serio y por fin se ha decidido lanzar la pregunta a la causante: Scherezade. El madrileño ha asegurado que un tal Marc, apodado 'Bebé', se ha puesto en contacto con él a través de una red social y . Tamara ha complementado la confidencia de Raúl y ha asegurado que también se ha puesto en contacto con ella. Scherezade, sin embargo, ha negado todas las informaciones: "Conozco a varios Marc, pero no me he liado con ninguno". le ha dicho que Scherezade se acostó con él cuando ya estaba en el programa