Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sebi: "Eres mi chica, no te pongas esos vestidos"

Silvia ha acudido a su segunda cita con Sebi sabiendo que iba a estar cómoda y tranquila. Tal y como ha asegurado la tronista antes de reunirse con él, le gusta las cosas que le dice y le transmite comodidad. Sin embargo, Sebi ha sorprendido, negativamente, a la canaria.
El tema de conversación de moda, el beso con Rubén, ha sido el protagonista en la cita. así que ha pedido a su pretendiente que le quite hierro al asunto. Por otro lado, Sebastián ha asegurado que no piensa rendirse a pesar de que haya claros favoritos en el bando de Silvia, y la tronista se ha mostrado deacuerdo: "No quiero que te vayas". Silvia ha aclarado que no fue nada importante
Pero los alagos ya habían terminado y llegaba el momento de los malentendidos. Con intención de alagarla, Sebi ha confesado que se siente molesto con los vestidos que se pone Silvia. "Eres mi chica, no te pongas esos vestidos". La cara de la tronista era un poema, y ha aclarado que no es la chica de nadie: "Me pondré este vestido todas las veces que quiera".
Además, el pretendiente ha dicho que vio a Silvia un poco prepotente cuando expulsó a Carlos. La tronista se had efendido alegando que ese chico no le importaba nada, así que tampoco podía fingir lo contrario. "Nadie me va a cambiar", ha sentenciado la canaria antes de cortar por lo sano con la cita. ya a solas, Silvia ha declarado que el encuentro comenzó bien, pero que las palabras de Sebi le dejaron tocada: "Me tenía que haber ido antes".
Ya en plató, Sebi ha aclarado que dijo lo de los vestidos con intención de halagarla porque siempre le quedan genial. Silvia ha aceptado la aclaración y ha recordado que no es la chica de nadie.