Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Silvia, despechada y contra Manuel

Manuel asegura que las tres pretendientas que le quedan, Karla, Silvia y Noe, "Me aporta cada una, una cosa distinta". Pero, al parecer, Silvia de Málaga, no tenía absolutamente nada que llenara su corazoncito. Tanto fue así, que la echó en el programa anterior y ella, comportándose como una mujer despechada, tuvo unas no muy buenas palabras para él.
Parecía que se lo había tomado a bien, que en una competición siempre hay perdedores y que Silvia había aceptado la derrota con clase. Pero al salir, la mañagueña explotó y puso verde a Manuel.
"Esto era lo que me estaba esperando, porque yo a Manuel no lo veo nada claro" comenzaba su retahíla. Sin embargo, sus palabras no tienen mucha credibilidad, porque le costó mucho trabajo levantarse del su sitio y abandonar el programa, aunque al salir explicaba que "Yo quería tener una cita con él y decírselo, que no me inspira confianza, y ver qué me decía".
Además, la ex pretendienta añadió que "En las citas le da esperanza a cada una. Es súper desconfiado y una persona que desconfía de mí no se merece que yo esté aquí". Y no dejó de criticarlo en ningún momento: "Va dando una de cal y otra de arena, no lo veo nada claro con ninguna de las chicas. Creo que está jugando".
En el plató, Manuel se defendía ante estas declaraciones y señalaba que "Esas palabras de estar jugando, yo lo sustituiría por que las estoy conociendo. No juego con nadie, ni pretendo hacer daño a nadie, las estoy conociendo poquito a poco".
Miriam , que había apoyado en todo momento a Silvia para que se fuera muy digna y con la cabeza bien alta, opinaba que "Esto es la frustración de la despechada, será peluquera o estilista, pero está demostrando que no tiene ningún estilo. Hay que irse con la barbilla bien alta y con clase y con categoría". Pero es que el despecho a veces, hace decir ciertas cosas.
Vicente , por su parte, no critica la actitud de Silvia, sino de todos los que han grabado "estos vídeos de últimas voluntades que parece que andan hacia el patíbulo... ¿Por qué esas cosas no se las dice aquí antes? Símbolo de que está aquí sentada por estar sentada, porque en Málaga no tiene nada que hacer y viene aquí". Manuel estaba de acuerdo con Vicente y añadía que "A ella le costó mucho trabajo irse por su propio pie, casi la tengo que echar yo de los pelos y eso a mí me da que pensar también".
Sin embargo, una sóla persona salió en la defensa de la peluquera. Carmen, su antigua rival en la conquista del corazón de Manuel, contrariaba las palabaras de Manuel asegurando que "Eso no es cierto, tú estabas indeciso totalmente. Querías darle una cita y no tenías muy claro si querías que se fuera y Miriam fue la que apoyó para que Silvia se levantara. Manuel, no se lo dijiste claro, cariño. No me parece justo, tú jugaste un poco con ella".