Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Silvia: "Tienen motivos para estar preocupados, es un buen rival"

La buena impresión que Jesús le causó a Silvia cuando se presentaron en el plató de "Mujeres y Hombres", ha hecho que la tronista afronte la primera cita con el extremeño con mucha ilusión. "Estoy nerviosa", ha confesado la canaria. Jesús, por su parte, es consciente de la revolución que supuso su entrada en el programa, además de conocer el mal rollo que había en el plató aquél día. Sin embargo, el pretendiente ha podido aclarar que se ha sentido muy cómodo con todos sus compañeros, aunque haya levantado celos entre alguno de ellos.
Muchos pretendientes tienen que esperar alguna semana que otra para que la tronista acepte una cita suya. Sin embargo, Silvia ha querido tener un encuentro con el extremeño poco después de que entrara. Por eso, se ha mostrado muy agradecido. La tronista, por su parte, ha mostrado su predisposición a conocerle, pero le ha advertido que tiene que ver su trayectoria, además de comprobar si realmente está en el programa por ella.
Jesús no parece tener prisa: "Sé que el amor tiene un proceso, y estoy aquí buscarlo". Sin embargo, el color de rosa se tornó en negro en poco tiempo. , el tronista por el que Silvia entró en el programa la primera vez. Esta situación no ha hecho nada de gracia a la tronista, y su cara ha expresado más de lo que podía haber hecho con palabras. El pretendiente ha reconocido ser amigo de Manuel
Pese al punto negativo en la cita, ambos se han encontrado muy a gusto, según han declarado. "Voy a por ella a muerte. Espero que me de una oportunidad", ha aclarado Jesús. Silvia, por su parte, ha notado nerviosismo en el pretendiente, pero ha querido quitarle importancia. Según ha dicho, es su primera cita, y es normal que los nervios afloren. La tronista quiere seguir conociéndole, porque, tal y como ha asegurado, es un buen rival para todos los demás.