Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Soledad se lanza contra Míriam

Cruce de acusacionesTELECINCO.ES
El comentario que realizó Míriam en cuanto al vestuario de las nuevas pretendientas de Manuel hirió a Soledad quien no dudó en devolver el ataque. Comenzaba así un cruce de comentarios entre la consejera y la pretendienta que cada vez iban más allá en el terreno personal. Finalmente, Manuel decidió poner punto y final a la discusión pidiendo a Soledad que se marchara del programa ya que "no me ha gustado lo que acabo de conocer de ella".
Una de las nuevas pretendientas de Manuel, Soledad, llegó con todas sus energías y decidió dar su opinión acerca de la actitud de Jenni y todo lo ocurrido entre ella y su rival, Silvia. Soledad comenzó su ataque poniendo en duda el cambio de actitud de Jenni "me sorprendió cómo pasó de las lagrimitas aquí a la risita burlona allí" y atribuyó este tipo de actitud a determinadas razones "no sé si tiene algún trastorno bipolar o pájaros en la cabeza y no hablo solo por el peinado que llevaba".
Aquí no acababan sus comentarios ya que, en su opinión, el comportamiento de la pretendienta se debe únicamente a "los celos y envidia que siente de Silvia, porque si realmente le hubiera gustado Manu se hubiera quedado aquí a luchar por él y hubiera aclarado las cosas con Silvia como una mujer, no a lloriquear aquí como una moñas".
Estos comentarios y opiniones sorprendieron a muchos de los presentes, entre ellos a Míriam quien expresaba su opinión "lo que pasó era inevitable porque eran dos amigas peleando por ese amor" y dirigiéndose a Soledad añadía, "cuidado con lo de transtorno bipolar porque eso es una enfermedad y ellas están luchando por el amor de Manuel con todas sus fuerzas" y se formulaba una pregunta "me gustaría saber de qué planeta o casa vienen".
Y Soledad no se quedó callada, dirigiéndose directamente a la consejera, le decía, "vaya bienvenida nos diste el otro día, aquí la ciudadanía o el estilismo son irrelevantes porque aquí sólo se tienen en cuenta los sentimientos" y, aclarado este punto, relanzanba su ataque, "ese tipo de opinión solo revela de ti que eres una persona superficial, frívola y llena de prejuicios. La única que quedó en evidencia el otro día fuiste tú".
Míriam le repetía que debía tener cuidado con su lenguaje ya que "lo que has dicho de Jenni puede ser hasta demandable, para tener la boca muy grande hay que tener el culo muy limpio" y le pedía que se relajara ya que en el programa sólo cuentan los sentimientos de amor. Acerca de sus opiniones, Míriam explicaba que su misión en el programa es asesorar tanto a tronistas como pretendientes "por lo que puedo decir lo que me venga en gana siempre con cuidado en mis palabras y creo que os he respetado".
Parece que el último comentario de Míriam afectó especialmente a Soledad quien se defendió diciendo, "yo tengo el culo limpio, tú lo tienes roto" pero Míriam seguía defendiéndose, "tú hoy por hoy sólo has demostrado que quieres polémica por lo que una persona que esté aquí buscando polémica no creo que encuentre el amor".
Manuel recordaban que el tema "se está desviando del objetivo del programa" y Míriam le sugería algo más "quizá quieres conquistarme a mí, céntrate un poquito más en Manuel" y Soledad también tuvo respuesta "no, porque no soy bisexual como tú", un comentario que tuvo réplica inmediata, "hablar ahora del pasado... estás cayendo muy bajo".
El tronista comenzaba a ponerse nervioso y pedía clama y respeto, "hay que guardar un poquito las formas, si hay algo que te haya molestado, se lo puedes decir", explicaba dirigiéndose a su pretendienta pero ella tenía claro que su actitud era sólo de defensa, "creo que cada comentario tiene su reacción y creo que he respondido".
Ý este último comentario pareció habera acabado con la paciencia de la consejera quien no dudó en lo que tenía que decir "Totalmente desproporcionado porque yo hice un comentario rozando la comicidad sobre tu vestuario y tú estás sacando mi pasado cosa que tengo muy superada, no reniego de nada y que es más antiguo que el hilo negro. Que venga usted señorita a decirme lo que he hecho en mi vida cuando no he hecho daño a nadie. Aquí no vas a encontrar ni la popularidad ni el amor, sólo vas a encontrar la calle".
Con este tira y afloja entre la pretendienta y la consejera, Manuel vio algo que no le gustó, "lo que he conocido me echa mucho para atrás, me ha quitado las ganas de conocerte" y entonces Soledad decidió justificarse y pedir disculpas, "lo que más admiro de ti es la sinceridad, si consideras que no soy el tipo de mujer que pudiera gustarte, apreciaría mucho que me lo dijeras, pido perdón a Míriam si se ha sentido ofendida".
Pero para Míriam, las disculpas llegaban un poco tarde, "ha quedado patente lo primero que dije, que no tengo claro de qué planeta vienes, ha quedado latente lo que es ella" y Soledad volvió a replicar, "tú ya lo demostraste hace tiempo", un último comentario que provocó la reacción inmediata de Manuel quien se levantó y le pidió "por favor" a Soledad que se marchara de plató.